Tag Archives: Argentina 78

Debate: Di Stéfano, Maradona, Messi …. y Cruyff.



Instagram

La carrera de Messi, ya pasado su ecuador, pone a todos los amantes del balón a discutir sobre su dimensión histórica. Para algunos es el mejor, para algunos insensatos, como Gatti, no está ni en los 10 mejores. Tras una agitada discusión en twitter, invitamos a Andrés Waldraff, colaborador ocasional de Gol y Fútbol, a que defendiera su posición en esta entrada. ¡Al final votamos! En la discusión dejamos a Pelé por fuera. Es el mejor.

Continue reading Debate: Di Stéfano, Maradona, Messi …. y Cruyff.

Italia siempre le gana a Alemania

Invitado Especial: Andrés Waldraff (twitter: @awaldraff)

Hay pocas certezas en el fútbol. Tal vez la única verdad incontrovertible es que Italia siempre elimina a Alemania en las instancias definitivas. Seguro, señor lector, ud dirá que Alemania siempre gana o que Inglaterra siempre pierde en los lanzamientos desde el punto penal. Pero alguna vez Checoeslovaquia le gano a Alemania una serie (y de paso el título de la Euro 76 con el penal mas famoso de todos los tiempos, el Panenka) e Inglaterra también ganó una serie de penales en la Euro 1996 a España. Es decir, que existe evidencia estadística de que eso no siempre ocurre. Pero le repito, Italia siempre elimina a Alemania en las instancias definitivas.

Revisemos rápidamente la historia de los enfrentamientos entre ambos equipos en los torneos competitivos que han jugado entre si.
Mundial 1970, semifinal jugada en el Azteca. Arrancó ganando Italia, pero Alemania empató a través de Schnellinger en el último minuto del partido. Los tiempos extra fueron épicos. Beckenbauer se dislocó un hombro, pero siguió jugando. Alemania anota primero a través de Müller, pero en cuestión de cinco minutos Italia le había dado vuelta al marcador con goles de Riva y Burgnich. A falta de 10 minutos empata Alemania, otra vez Müller y en esencia, al saque el “bambino” Rivera anotaría el gol de la victoria italiana. A este juego se le conoce como el partido del siglo y pocas veces se ha visto un intercambio de emociones igual. Al final, como siempre contra Italia, Alemania se quedaría con la derrota.
En 1978 se vuelven a enfrentar en el grupo semifinal A del Mundial argentino. Primer juego del grupo, Alemania era el favorito campeón defensor, el resultado fue 0-0. Luego un empate con Holanda (que lo dejaba fuera de la final) y una derrota contra Austria, cuando Italia y Holanda definía en grupo entre si. Italia le hizo el daño a Alemania, aunque el finalista sería Holanda.
Se volverían a encontrar en España 82, final de pronostico absolutamente reservado, Italia venía de eliminar a todos los favoritos en seria y de una semifinal relativamente tranquila contra Polonia. Alemania venía de jugar otro “partido del siglo” y la primera definición por penales en la historia de los mundiales. Al final, ganaría Italia relativam,ente fácil, con goles de Rossi, Tardelli y Altobelli, un penal errado de Cabrini y un gol de descuento de Paul Breitner.
El capitulo final de esta historia se da en el año 2006, se jugaba la semifinal del mundial de Alemania, y en un partido de toma y dame, todo indicaba que se iban a los penales luego de 119 minutos de juego intenso. Una genialidad de Pirlo, tras un tiro de esquina, que deja a Fabio Grosso para definir el partido con un tiro de costado imposible para el arquero. Se le conoce como el gol mágico, desde luego que hubo otro gol en el partido, un contragolpe cuando Alemania buscaba el empate completamente jugado en campo rival. Pero ese ya no cuenta.

Este jueves tendremos una nueva edición de este clásico trágico para Alemania, que llega como amplio favorito al juego. Alemania con un equipo joven pero experimentado y con un juego de ataque deslumbrante. Italia por su parte, borrando un escandalo local de apuestas (también sucedió en 1982 y 2006) con un equipo en pleno proceso de renovación y jugando de una manera muy efectiva. Para cualquier fanático, Alemania es claramente el favorito, pero para quienes conocemos la historia, hay que recordar que Italia siempre elimina a Alemania en las instancias definitivas.

El nivel de los Mundiales de Fútbol

Partamos de una frase popular “todo tiempo pasado fue mejor”. Con eso en mente, me pongo a pensar en los mundiales que yo vi de pequeño y tengo que decir que se aplica dicha frase. El nivel de los mundiales era más emocionante. Claro, mi Papá y sus contemporáneos hablaban de las gestas de otros mundiales y de un fútbol lírico que seguían más que todo por radio y por los informes escritos que llegaban un poco tarde. Por eso las historias de mundiales anteriores a las transmisiones de TV y de las cuales se tienen pocos registros, son algo que llega al límite de leyendas que crecían de boca en boca y según quién las contaba.

En mi caso personal, mis recuerdos vienen desde el mundial del 78, ese de Kempes, ese de un tal Dino Zoff que todos nos pedíamos en el recreo, el de Betega, el del dudoso  triunfo de Argentina sobre Perú eliminando a Brasil, el del partido que se suspendió porque las camisetas de los dos equipos eran iguales y Francia debió jugar con camisetas prestadas por un equipo local de Mar del Plata, el del gol número 1000 en la historia de los mundiales en un penal marcado por el holandés Rensenbrink. En fin, fue un mundial rico en anécdotas y a mi modo de ver con entrega.

El mundial de España no se quedo atrás, el del 82 tuvo equipos gloriosos como el Brasil comandado por Zico, Socrates, Falcao y Eder; Francia mostró su buen fútbol de la mano de Platini. Alemania siempre poderosa llegó a ese mundial para protagonizar, el que para muchos es el mejor partido de la historia de los mundiales, precisamente ante Francia. Fue la primera vez que vimos a Roger Milla y al inolvidable Tomas N’kono con un sorprendente Camerún, que no pasaría la ronda de grupos por número de goles marcados versus los italianos, quienes pasaron con lo justo y de ahí en adelante no miraron mas atrás y dejaron en el camino a ese fantástico Brasil y dominaron a una cansada Alemania en la final.

México pareció destinado a tener el premio de los mejores futbolistas, si en el 70 vio a Pele, en el 86 vio a Maradona y su corte, con un legendario gol y otro polémico, ambos en el mismo partido contra Inglaterra. En ese mismo mundial vimos como Francia se vio frustrada una vez más y a pesar de los esfuerzos de Platini, nuevamente se quedo en el camino y fueron nuevamente los alemanes los encargados de dejarlos en el camino. Pero así mismo, Alemania que llegaba por segunda vez consecutiva a la final, se quedaba viendo como el que celebraba era el rival.

El del 90 parecía reservado para ver la coronación de Italia en su propia tierra, pero se atravesó Maradona en su camino y una aplanadora llamada Alemania, comandada por un ataque de ensueño, con un Klinsman letal y un Voller oportuno, llevaron finalmente a Alemania a ganar la copa del mundo.

Para el 94, Pele dio como favoritos a los colombianos, quienes fueron los primeros en salir eliminados y la final fue un aburrido partido entre Italianos y Brasileños que se terminó definiendo en la tanda de penales. Fue también ese el último mundial en el que vimos vestir a Maradona la camiseta de la selección para un partido oficial. Y fue este el mundial donde los jugadores más se quejaron por las extremas temperaturas que tuvieron que soportar dentro de los estadios y a la hora de los partidos.

Para el 98 Francia hizo la fiesta y la disfrutó. Una selección entregada y apoyada por su público, con el brillo de otro genio: Zidane. Este fue el maestro de una elegante Francia que fue campeona sin ningún reparo.

Al 2002, el primer mundial con dos anfitriones, Brasil llego sin mucho ruido y vimos como Ronaldo renació de sus lesiones, Rivaldo nos regaló lo mejor de su repertorio y un tal Ronaldinho lleno de ganas y de juventud impresionaba con su velocidad y su gambeta. Vimos también la marea roja de los Koreanos y los arbitrajes localistas que lograron que uno de los anfitriones llegara a semifinales dejando en el camino a grandes equipos como Italia y España.

El 2006 regreso el mundial a Europa y el ambiente se veía en todo lado, era el mundial para que se consagrara Ronaldinho, pero este no estuvo allí, por lo menos no mentalmente, su cuerpo deambulo por Alemania pero su cabeza estaba en otro lado. Zidane nos regalo una joya en la final, decidió irse del mundial haciendo respetar su dignidad pero dejando a Francia con 10 y sucumbiendo ante Italia en esa final.

El 2010 fue el premio al equipo que sin ser el mas brillante, si trató de ser el que más buscó el arco rival, el que más se preocupo por tratar bien el balón, el que más hizo por el espectáculo. España con un fútbol agradable fue favorita y lo corroboró con su fútbol. El buen fútbol se congració con los mundiales y el premio para los aficionados fue el título del equipo del bigotón Del Bosque.

Sin embargo, a lo largo de todos estos mundiales, de los cuales quedaron grandes recuerdos, mi impresión es que el nivel disminuye, la entrega de los astros consagrados no es la misma. El hambre de gloria ya no es saciada por el mundial porque a lo mejor es saciada por los millonarios contratos y publicidad que firman los jugadores. Los mismos equipos que pagan esos millonarios contratos y transacciones, les piden a sus jugadores que se cuiden y que no arriesguen demasiado su carrera, es decir, cuidan su inversión. Cada vez los equipos tienen menos hambre. Cada mundial nos deja algunos equipos llenos de garra que si tienen una historia que contar: Chile del 98 con Salas y Zamorano; o quién puede olvidar como Uruguay en el 2010 logró llegar a semi finales a punta de garra y amor propio, pero también nos deja múltiples decepciones y hasta un Brasil que tira por la borda una historia de espectáculo y le apuesta a jugar a lo que Dunga hizo que jugaran en Sur África.

Es cierto que cada mundial tiene sus héroes, su historias épicas, sus protagonistas sobresalientes, pero también es cierto que antes el espectáculo era mejor, antes todos tenían hambre, ahora los que tienen hambre son menos y el espectáculo es menor. No sé si eso corresponde con la madurez que se va adquiriendo para ver el fútbol, si influye la inocencia con que lo vemos cuando somos pequeños y disfrutamos de esos héroes. Seguramente la influencia de los medios de comunicación es alta, seguro al poder ver cada liga del mundo, tenemos mas parámetros de comparación, pero algo me dice que los Platini, Kempes, Maradona, Zico, Voller, Klinsman, Cruyff, Rossi, Zoff y demás héroes, si dieron su mejor versión en el mundial y tuvieron hambre de gloria.

Maradona, Pele, Messi, Cruyff, Di Stefano… Y el mejor es?

No solo la columna de Jorge, sino el mundo en general se han volcado a esta discusión, que siempre se convierte en algo cíclico y que responde a la necesidad de cada generación de ver si su estrella del momento se acercara a ese trono que por ahora parece tener solo dos fijos y otros tantos aspirantes.

Las discusiones se basan en todos los argumentos posibles. Pele sostiene que sus números son inigualables por goles, por títulos mundiales a nivel de selección y por la leyenda en torno a un jugador que sin ser mayor de edad no se arrugo frente al reto que se le presentaba.

Maradona por su parte demostró que él solo arrastro y cargo con Argentina a un titulo Mundial y a otra final que término perdiendo con un penal injusto para algunos y justo para quienes en ese momento le juzgaban más con el odio que con la razón.  En Napoles hizo otro tanto, cargo un equipo sobre sus hombros y muchos dicen que mientras él tenia que cargar con ese equipo, Pele tenia a su lado a Jairzinho, Rivelino, Carlos Alberto, Tostao, Vava, Didi, Garrincha (obvio en diferentes épocas), es decir, Pele siempre tuvo grandes jugadores a su lado, y sin que los de Maradona fueran mediocres, si es factible que estuvieran lejos del nivel de los antes mencionados. Y bueno a favor de Maradona esta también que a temprana edad lidero a Argentina a ganar el primer campeonato mundial Juvenil, demostrando que la edad no pesaba para él,  y aunque la gente lo reclamaba, fue el flaco Menotti quien se negó a llevarlo al mundial del 78, lo cual seguramente le habría dado otro titulo al palmares del 10 Argentino.

Cruyff fue revolucionario, como lo fue Holanda, sin embargo nunca fue campeón y quizás los holandeses lloran no solo la forma como se perdió el titulo del 74 a pesar de empezar ganando esa final de manera tempranera, sino también la negativa del líder de esa generación por ir a jugar en Argentina por razones que según él fueron netamente físicas y deportivas, pero que otros señalan como algo político. La duda permanecerá y todos quedaremos con la incertidumbre de si Holanda habría podido ser mejor con Cruyff y quizás llevarse el titulo del 78, que además habría sido un premio a un futbol, a un jugador y a un estilo que realmente revoluciono el futbol.

Di Stefano es quizás del que menos me atrevo a hablar porque lo que sé es mas una leyenda, una cantidad de escritos, una cantidad de historias que evidentemente se corroboran con los títulos de ese  Madrid que él y Puskas hicieron reinar por toda Europa, el Madrid de las 5 copas, el que solo vemos en cortometrajes y recortes de periódicos.

Messi hoy por hoy goza de lo que no tenían ellos, es decir, de un alto despliegue publicitario, porque realmente muy pocos vieron en nuestro continente la carrera de los mencionados, es que ni Maradona, que es el mas reciente, gozo de tanto despliegue, solo algunos privilegiados con antenas parabólicas tenían un limitado acceso a los partidos de Europa y lo poco que veíamos en los noticieros en sus secciones deportivas que para aquella época no sobrepasaban los 5 minutos.

Y junto a las proezas y logros de estos jugadores, también leemos las críticas:

  • Que Pele y Di Stefano no tuvieron que enfrentar los deportistas que hay hoy en día
  • Que tampoco enfrentaron las férreas tácticas de hoy en día y jugaban contra equipos sin orden
  • Que a ellos los cosieron a patadas porque los árbitros eran mas permisivos e incluso gracias a ellos se creo la tarjeta amarilla
  • Que Messi no ha ganado un mundial, cosa que personalmente me parece la cereza del pastel, el adorno a su carrera, pero todos sabemos que en especial en los últimos años, el nivel de los mundiales no ha sido el mejor, y el nivel de competencia mas alto esta precisamente en la Champions League, donde Lionel ya ha sido 3 veces campeón y dos veces siendo uno de los principales protagonistas.

Lo cierto de todo esto es que a mi juicio todos son genios, todos son grandes, todos merecen el pedestal que se les dio, todos son los más grandes de sus épocas respectivamente.  Compararlos es difícil precisamente porque no compartieron época, pero lo que esta claro es que fueron diferentes, y lo que esta claro es que sobresalieron porque se adaptaron a lo que sus rivales ponían en el campo para frenarlos. Se adaptaron a las patadas, se adaptaron a las marcaciones personales, se adaptaron a las férreas tácticas cuyo único fin era no dejarlos jugar.

Así pues que con esto quiero justificarlos a todos y decir que si Pele y Di Stefano hubieran jugado en esta época, su genialidad les habría permitido adaptarse a las tácticas, si Messi, Maradona y Cruyff hubieran jugado en la época de Di Stefano y la de los inicios de Pele, seguro se habrían adaptado a la violencia de quienes los marcaban. Ahí esta su grandeza, su genialidad es saber sacar provecho, saber leer al rival y superarlo. Por eso no me cabe duda de que los genios sobresalen en cualquier escenario, y todos los mencionados son genios del fútbol.

La discusión seguirá, los argumentos continuaran, y yo por mi parte seguiré pensando que el fútbol es un privilegiado que ha gozado de todos estos genios, haber disfrutado de su grandeza. El trono pertenece a todos, el trono no es vitalicio ni es eterno, el trono se entrega y hoy lo tiene Messi.

Síganos en twitter @golyfutbol