Tag Archives: Disparos al arco

El Leicester: Fue Bello Mientras Duró



Instagram

Antes de comenzar la English Premier League, temporada 2015/2016, las apuestas indicaban que la probabilidad de que Elvis Presley estuviese vivo era de 5000 a 1. Igual que la probabilidad de que el Leicester fuese campeón. Que se sepa, Elvis sigue muerto. Pero las casas de apuestas tuvieron que pagar £25.000.000, las mayores pérdidas de la historia en el Reino Unido en un único evento deportivo. Para la temporada 2016/2017 las apuestas por el título del Leicester están 33 a 1. Es difícil creer que la alineación de astros que se debió dar para que un equipo chico ganase la EPL se repita.
Continue reading El Leicester: Fue Bello Mientras Duró

Conmebol vs. Concacaf: Primera Ronda Copa América Centenario



Instagram

Siendo la primera vez que se juntan las dos Confederaciones de América, existe cierto morbo en saber que tanta diferencia hay entre una y otra. Finalizada la primera ronda de la Copa América Centenario parece un buen momento para realizar una primera aproximación, aprovechando los diez países de la Conmebol, y seis de la Concacaf que compiten. A pesar de algún golpe recibido, la suraméricana sigue siendo futbolísticamente superior al fútbol de la Concacaf. Esa superioridad se origina en la mayor efectividad.  Continue reading Conmebol vs. Concacaf: Primera Ronda Copa América Centenario

El problema está en la delantera


Finalizada la primera fase de la Copa América Chile 2015, salvo Chile y Argentina, no hay un rival que destaque sobre el resto. Los favoritos de siempre, como Brasil y Uruguay, o de moda, como Colombia, han decepcionado. Perú, con poco fútbol y algo de garra tiene el camino expedito para llegar a semifinales, sobre una Bolivia que no promete mucho.

Colombia clasificó, como tercera de grupo, marcando apenas un gol. Uruguay, también pasó marcando apenas dos goles. En el Mundial de México 1970, Italia pasó primera de grupo anotando sólo un gol. Uruguay fue segunda en el mismo grupo con 2 a favor y 1 en contra. En aquel mundial, uno jugó la final, otro llegó a semifinales. Así que esperanzas hay para Colombia.

Pero el equipo debe mejorar, particularmente sus delanteros. Falcao no ha podido recuperarse de su larga inactividad. Más allá de su escaso aporte al ataque, preocupa la calidad de su juego. En 9 ocasiones ha controlado mal el balón; lidera esa clasificación en la selección de Colombia.

En general la delantera está muy por debajo de lo que se espera de ella. La gráfica compara el rendimiento de los delanteros de las diferentes selecciones en la Copa América. Los delanteros venezolanos, que marcaron 2 goles antes de caer eliminados, realizaron 5 disparos a puerta, 4 de ellos entre los 3 palos. Esto sugiere que el acierto es importante, pero también lo es el volumen.

Chile 2015

Los delanteros paraguayos marcaron 4 goles, 8 disparos fueron a puerta de los 17 que conectaron. Incluso los delanteros mexicanos, eliminados ellos, anotaron 4 goles tras 17 disparos, 7 de ellos al arco. Los grandes (Argentina, Brasil y Uruguay) y el local disponen de los delanteros que más disparan a puerta. 32 disparos Messi y compañía, 24 los chilenos, 21 la delantera brasileña y 20 los uruguayos que, sin Luis Suárez, carecen de puntería.

Los delanteros en Colombia están desconectados. El problema, por supuesto, abarca a todo el equipo, pero el resultado es que como los de Jamaica y Uruguay, no han marcado goles. Han realizado 14 disparos a puerta, apenas 2 de ellos entre los 3 palos. Aquella media vuelta de Falcao ante Perú y un disparo con dejo de susto de Jackson Martínez cuando Colombia apretaba para asegurar su clasificación ante los Incas.

7 disparos a puerta requieren los delanteros en la Copa América para anotar 1 gol. El frente de ataque de Colombia apenas realiza 4.6 en promedio. Equipos como Colombia, Perú y Uruguay clasificaron con escaso rendimiento de sus delanteros pero, o se destapan como hicieron Gigi Riva, Gianni Rivera y Boninsegna en México 70, o no llegarán mucho más lejos en el torneo.  efeefec

El rendimiento de Iniesta


Debatía en días pasados con lectores de gol y fútbol sobre el bajo desempeño relativo de Iniesta en los últimos meses. Yo, iniestista declarado, defendía a Iniesta. Como ya he anotado, más allá de decadencias o no, es el mejor futbolista que haya nacido en España. Pero para darle algo de cifras al debate, decidí armar una entrada sobre la evolución del rendimiento del de Fuentealbilla al estilo de la que armé para Xavi no hace mucho.

El desempeño de Iniesta lo mido a partir de tres indicadores: goles, asistencias y disparos al arco. Los resultados se presentan en la siguiente gráfica:

Iniesta y la evolución de eventos por partido

Iniesta, recordemos, es un jugador al que le costó arrancar. Hizo lo que otros, como Thiago por ejemplo, se negaron a hacer: tener paciencia. Era un gran jugador, pero con mucha gente por delante, Xavi el primero. Pero Guardiola los juntó, y con Messi adelante fueron la base de uno de los mejores equipos de fútbol de todos los tiempos.

El tiempo ha ido retirando a Xavi. Pero quedan Iniesta y Messi. Sobre el argentino, no sin cierta mala leche, dice el editorial de Diario As que le corresponde ‘tirar del carro‘. Algo así como que demuestre si de verdad es tan bueno como dicen los de allá.  Aquí sabemos que los mejores de la historia lo son por unos pocos años que iluminan el fútbol. Mucho discutimos de eso en el libro de Números Redondos. Y Messi, ya está en ese Olimpo de los grandes genios de la historia.

Iniesta, sin duda, es inolvidable para el fútbol español. No sólo por sus destacadas actuaciones en el Barça (gol al Chelsea en el último minuto). También, y sobretodo, por ese gol. El que le marcó a Holanda.

Pero la gráfica muestra que el mejor Iniesta se alcanzó, como Xavi, en el Mundial del 2010. Eso nos plantea una hipótesis sobre la que en un futuro vale la pena indagar: el mundial se gana cuando los jugadores están en el pico de su rendimiento.

Ahora, como toda gráfica tiene más de una interpretación, se podría argumentar que además del evidente declive de Iniesta respecto al fútbol que mostró en sus mejores años, también tiene que ver con que la posición de Iniesta ha cambiado. La caída, nótese, es en los últimos dos años, cuando el Barça ha basculado de ser un equipo de preponderancia del centro del campo a tener su centro gravitacional más arriba. Iniesta, en la actual temporada debe cubrir las espaldas de Messi, Neymar y Suárez. Dado el indicador que estamos usando (goles, asistencias y disparos a puerta), es posible que lo que capte la gráfica sea -al menos en parte- ese cambio.

El debate no lo cierra la gráfica. Sigue abierto. Tambien queda abierto sobre el rol de Xavi en el fútbol de Iniesta (y Messi). A la larga fueron complementos perfectos. Quizás, si como llegó a plantearse, Xavi se hubiese ido al Italia, nunca hubiesemos conocido ese fútbol excelso con el que terminó haciendo historia. Por ahora, muchos ven en Isco al sucesor de Iniesta. Un buen futbolista el del Madrid. Pero yo no puedo dejar de acordarme de aquel presidente de Millonarios que tras un partido aceptable de un tal Yber Asprilla llegó a afirmar que era el nuevo Willington Ortíz. El fútbol no es tan fácil.

Xavi: apogeo y declive de un crack


Xavi, la leyenda del Barcelona y la selección española, alcanzó su partido número 750 con la camiseta del Fútbol Club Barcelona cuando entró a jugar alrededor de media hora en el partido que el equipo catalán derrotó al Eibar 0-2.

Nacido el 25 de enero de 1980, con 35 años ya no forma parte de la selección española ni es titular indiscutible en el Barca. Pero el fútbol lo recordará como el motor que dio vida al que para muchos es unos de los mejores equipos de fútbol de la historia. Junto a Iniesta formaron una de las mejores parejas de la historia del deporte rey.

Xavi estuvo a punto de irse del Barça en el verano del 2014. Al final Luis Enrique lo convención de seguir a pesar de ser claro en que su rol sería secundario. La longevidad de Xavi en el mismo club lo hace ideal para estudiar como evoluciona un jugador a lo largo de su carrera. ¿Cuándo fue el pico de rendimiento? ¿Futbolísticamente hablando tenía sentido que Xavi siguiera en un equipo con las exigencias y el nivel del Barcelona?

La siguiente gráfica, utilizando datos disponibles de goles, asistencias y disparos al arco en espndeportes.com, muestra la evolución de la suma de tales eventos a lo largo de la carrera de Xavi. La gráfica está suavizada mediante una regresión polinomial ponderada localmente. Es decir, gracias a la gran cantidad de partidos que ha disputado Xavi, es posible generar una serie suavizada que permite evaluar la evolución de su juego a través de los años.

Los datos, como suele ocurrir con tanta frecuencia, no son perfectos. En este caso no son más que una muestra, porque el papel de Xavi, como catalizador del juego no puede resumirse en su totalidad en apenas tres indicadores: goles, asistencias y disparos a puerta. Pero es una proxy válida de la evolución del juego de Xavi y su influencia en el equipo.

Xavi Hernández
Xavi Hernández

 

 

Xavi, cabe recordar, estuvo a punto de irse al Milan. Con 19 años recibió una suculenta oferta del equipo italiano. Además del exceso de ceros en el cheque (casi 10 veces más de lo que ganaba en el Barça), le ofrecían un contrato de 5 años, vivienda de lujo con cuatro sirvientes, la posibilidad de que el papá entrenase un equipo de las categorías inferiores  y los billetes de avión a Barcelona que necesitara. Adriano Galliani, administrador delegado del por entonces todavía poderoso equipo italiano, convenció al papá de Xavi de firmar con ellos cuándo este  venía de ganar el Mundial Sub -20 en Nigeria. Era, como se observa en la gráfica, una apuesta de futuro que además contaba con la garantía del entrenador del equipo italiano. Zaccheroni lo quería de titular, haciendo doble pivote con Albertini.

La reunión familiar en la que se tomó la decisión fue tensa. Todos apostaban por el Milan. Pero la mamá de Xavi creía que triunfaría en el Barça. Una apuesta muy fuerte. Xavi sólo había jugado 15 partidos con el equipo profesional. El titular era Guardiola, aún en los mejores años de su carrera. El camino a Italia al final lo frenó la señora madre de Xavi: “Si se va, yo me divorcio”. Prevaleció la terquedad de la mamá y Xavi se quedó en Barcelona.

La gráfica muestra ese difícil comienzo de Xavi. No fue hasta los 25 años que comienza a tener peso cuantitativo en el equipo catalán. Luego llegó la Eurocopa del 2008, la de Luis Aragonés. Allí fue nombrado mejor jugador del torneo. Entonces ya fue reconocido como figura y referencia mundial. Su apogeo fue en el Mundial de Sur África en 2010. Con 30 años, como muestra la gráfica, contribuyó decisivamente a hacer de España el mejor equipo del mundo.

Cuando se alcanza el cenit, comienza el declive. El de Xavi comenzó después del mundial pero ello no fue óbice para que aún brillara con fuerza en la Eurocopa del 2012. Ya no era el mismo. Tras la semifinal ante Portugal, confesó que “que, a ser posible, le gustaría ser más trascendente en el juego de España”. La final ante Italia fue un recital del crack catalán que participó decisivamente en los tres primeros goles de los cuatro que aquel día encajaron los italianos.

Hoy, con 35 años, los números de Xavi son similares a los que tenía cuando tenía 26. Por eso no lo dejaron ir. No mueve el equipo con constancia, pero sigue siendo un jugador muy relevante.

Desde un punto de vista general, la evolución del juego de Xavi contrasta con la creencia popular que dice que el pico de un jugador es a los 25 años. El pico de Xavi fue tardio. Llegó a los 30, tarde. Afortunados los que lo vimos.

 

 

 

Colombia vs Uruguay: En busca del Maracanazo


El Mundial de 1950, en Brasil, no tenía final. El campeón había de definirse en un cuadrangular final. Brasil alumbraba al mundo. Marcó 13 goles en sus dos primeros partidos. Siete a Suecia y seis a España, selección a la que definitivamente  no le rinde jugar en la tierra de Pelé.  Uruguay, en cambio, apenas si pudo empatar 2-2 frente a España su primer partido. El segundo, faltando dos minutos, también lo empataba a dos.

En el minuto ’84 del Uruguay – Suecia, Brasil era, en esencia, Campeón del Mundo. Entonces el ‘Palomo’ Míguez marcó el gol que le daba carácter de final al partido final: Uruguay – Brasil. Lo sucedido aquel día se conoce como el Maracanazo. Salvo para los propios jugadores brasileros, para el resto del mundo era inconcebible un resultado diferente a la victoria brasileña.

No sólo en Brasil se daba por descontada la victoria. En Uruguay también. Al finalizar el partido contra Suecia, un dirigente uruguayo se acercó a los jugadores: “Muchachos, ya cumplieron”, dijo. Obdulio Varela, el ‘Negro Jefe’, el líder y la fuerza de aquel equipo celeste lo miro serio y respondió seco: “Nosotros sólo cumplimos si les ganamos a los brasileños”. El resto es historia. Tras remontar un 1-0, Uruguay se proclamó Campeón del Mundo.

64 años después Colombia debe medirse a Uruguay en el mismo estadio donde se forjó el que quizás haya sido el más grande triunfo (por inesperado) de la historia del fútbol.

En Colombia algunos, pocos es cierto, hablan de que superando la primera ronda la selección “ya cumplió”. A ellos cabe recordarles las palabras del gran Obdulio Varela.

Uruguay, por su parte, llega fuerte, superó a dos grandes del fútbol europeo. Además llegan heridos. El ‘Canibal’ Suárez, más allá de las sanciones de la FIFA, ha sido condenado mundialmente excepto, por supuesto, por los propios uruguayos que se sienten perseguidos.

Es un partido donde se enfrenta la que por resultados es la más poderosa selección Colombia de la historia, frente a un equipo uruguayo que quiere demostrar que no está donde está gracias a los mordiscos de nadie. Y sobretodo, tienen en la mira ese partido con Brasil que, Chile mediante, se daría en cuartos de final. Hay ilusión por revivir ese partido del ’50.

La percepción general parece ser la de un partido entre un equipo poderoso en el ataque, con buen manejo de balón, frente a otro fuerte en defensa más directo a la portería rival. Esto nace de los 9 goles anotados por Colombia frente a los 4 de Uruguay. Ello a pesar de que ambos han disfrutado de prácticamente la misma posesión: 42% Colombia, 46% Uruguay.

En defensa las cifras globales también favorecen a Colombia: 2 goles en contra frente a los 4 recibidos por los uruguayos. Los rivales, por supuesto, no fueron los mismos, pero tres de los goles recibidos por Uruguay los marcó Costa Rica, a priori la selección más débil del grupo.

La siguiente gráfica, con base en datos de OPTA, parece confirmar las percepciones. Colombia ha tenido menos jugadas de ataque, pero maneja mejor el balón: 77% de sus pases son buenos frente al 74% de la celeste. Además pierde menos el balón (233 vs. 270).

Colombia también remata más a portería, más al arco y con mayor efectividad (44% de sus disparos van entre los tres palos vs. 32%). El juego de los de Pekerman es más directo que los del ‘Maestro’ Tabarez pues ha generado hasta tres veces más jugadas al área. La celeste, por el contrario, es superior en un 50% en el número de centros al área. Así, recordemos, marcaron Suárez frente a Inglaterra y Godín frente a Italia.

Finalmente, como cabría esperar, el equipo del Río de La Plata pega más: 56 faltas recibidas frente a las 48 de Colombia. Sin embargo, a Uruguay también le pegan más: 48 vs. 37.

Comparativo Equipos Colombia vs Uruguay Primera Fase Brasil 2014

Los datos sugieren pues, un partido entre dos equipos que prefieren ceder el balón al rival pero que lo utilizan de manera diferente cuando lo poseen.

La siguiente gráfica complementa el análisis y, dada la sanción de nueve partidos y cuatro meses sin jugar que la FIFA impuso a Suárez, generará aún mayor preocupación entre los uruguayos. En esencia se compara el desempeño de los mejores jugadores de cada equipo en diferentes rubros.

Comparativo Colombia vs Uruguay Primera Fase Brasil 2014 1

 

El crack de Colombia, por si alguien lo dudaba, es James Rodríguez. El de Uruguay, Luis Suárez. Pero precisamente ahí está la diferencia que puede definir el partido. Mientras James, un tipo talentoso y dúctil con el balón es el líder colombiano en pases totales y pases buenos, en regates (incluyendo los exitosos), en remates a puerta (incluyendo también los exitosos) y hasta en centros al área; en Uruguay el que maneja el balón (pases buenos y pases totales) es Martin Cáceres. Un tipo luchador, bravo, aguerrido, pero lejos, muy lejos de la calidad que atesora James. El “Cebolla” Rodríguez , otro luchador incansable, pero sin la calidad de los cracks es además quien más remata a puerta. Quien más acierta entre los tres palos es, por supuesto, Suárez.

Uruguay cuenta con la historia de su parte. Y con un gran plantel cuya capacidad de lucha está fuera de toda duda. Colombia, cuenta con la fortaleza de su presente y con un crack como James que dirige el equipo. Suárez es resolutivo. Pero James, además de resolver, organiza el equipo.

La diferencia es que el mejor jugador colombiano sirve al equipo. El mejor jugador uruguayo depende de jugadores de menor nivel para resolver. Y encima no jugará. El partido, ojo, no está sentenciado. Pero que no juegue Suárez es una ventaja para Colombia.

Será la segunda vez que ambos equipos jueguen en un Mundial de Fútbol: en 1962, en el debut de Colombia en mundiales, los goles de Cubilla y Sasia remontaron el penal que había marcado el ‘Cobo’ Zuluaga.

Ahora, Maracaná dictará sentencia.

¿Ganará Colombia o ganará Uruguay?

¿Ganará Colombia o Uruguay?

  • Colombia (87%, 34 Votes)
  • Uruguay (13%, 5 Votes)

Total Voters: 39

Loading ... Loading …