Tag Archives: Liverpool

Hooligans en Liverpool (1975 – 1985): Comprendiendo las raíces

Columnistas Invitados

Andrés Avendaño

María Paula Vargas
(Trabajo para el Curso Fútbol, Economía y Sociedad – Universidad de Los Andes – Bogotá)

Hablar de fútbol en Inglaterra es sinónimo de historia, sin embargo es también sinónimo de uno de los fenómenos más violentos con que se ha asociado a dicho país en las últimas décadas: el hooliganismo. Pese a que la violencia en los partidos de fútbol a manos de pandillas asociadas a los diferentes equipos no es un fenómeno exclusivo de este país, fue tan fuerte y frecuente entre los hinchas ingleses que para los años 70 se le conoció como “la enfermedad inglesa” (Dunning et al, 1988). Mientras el fútbol inglés pasaba por uno de sus mejores momentos entre 1979 y 1985, pues cuatro equipos de la entonces Football League First Division (Nottingham Forest, Liverpool y Aston Villa) ganaron la Copa de Europa en cinco ocasiones, los hooligans crecían de forma desenfrenada. Continue reading Hooligans en Liverpool (1975 – 1985): Comprendiendo las raíces

Liverpool – Sevilla: La final de los himnos



Instagram

La final de la Uefa Europa League de 2016 congrega este año a dos equipos unidos por la música. Liverpool, uno de los históricos del viejo continente y Sevilla, un grande de la última década poseen, además de aficiones únicas, quizás los himnos más bellos y conocidos de la vieja Europa.

Continue reading Liverpool – Sevilla: La final de los himnos

Cruyff: Profesional y supersticioso


El Jueves Santo del 2016 se asociará a la eternidad con la partida de uno de los cinco futbolistas más grandes que haya dado el deporte rey. El mejor de todos los que han nacido en el viejo continente. Se lo llevó un cáncer de pulmón, quizás castigando esa costumbre suya de fumar hasta en el entretiempo de los partidos. Continue reading Cruyff: Profesional y supersticioso

La clave es Omar Pérez


El día del ya histórico 0-4 del Barça al Madrid, Iniesta ejecutó 69 pases, 66 acertados. Aquel día los pases acertados del Barça (586) superaron el total de pases del Madrid, 488.

 

Si bien el fútbol es tan simple como pasar y recibir, hacerlo bien sólo está al alcance de unos pocos. Recientemente la Web Four Four Two analizó los tres primeros partidos del Liverpool de Klopp con los tres últimos de Rodgers, el destituido entrenador red. Aunque ambos buscaron recuperar el balón inmediatamente, aplicando lo que Guardiola llamó la “ley de los seis segundos”, Klopp busca implementar una muy veloz transición de defensa a ataque. Así le metieron tres de los cuatro goles al City.

Las cifras sugieren un problema inesperado: los jugadores con los que cuenta Klopp no logran acertar en el pase a altas velocidades. Aun ganando 1-4, el Liverpool tuvo aquel partido un porcentaje de acierto en el pase de 68,3%, cifra inferior a cualquier partido disputado la última temporada. Lo relevante es el resultado, pero lo anterior sugiere que Klopp buscará refuerzos en el próximo mercado de fichajes.

 

El día del City el Liverpool realizó 385 pases. Es, hoy por hoy, un equipo mundano comparado con Barça, Madrid o Bayern. En Colombia, antes de ser eliminado por Junior, Santa Fe ejecutó un total de 314 pases por partido. Tuvo un acierto del 74%. Lejos del 88% que maneja el Barcelona, pero superior a lo registrado por el Liverpool en su mal día.

Quien ha movido a Santa Fe por más de un lustro es Omar Pérez, intermitente por las lesiones este semestre y jugando en Colombia gracias a su delicada rodilla. El fútbol colombiano, los hinchas rojos en particular, celebran que el miedo a una recaída de su lesión de rodilla haya permitido que el decaído campeonato local haya disfrutado de un jugador de los que hace mucho tiempo no se veía en vivo.

Aun jugando a medias este semestre, la importancia de Pérez se entiende a la luz de las cifras. En el semestre Santa Fe realizó 317 pases cuando el argentino no disputó el partido. Con Pérez en el campo durante al menos 45 minutos, el equipo realizó 330 pases. El porcentaje de acierto en el pase sube del 72% al 76%. Es decir, no sólo juega sino que pone a jugar.

Uno quisiera tener un dato adicional de Omar Pérez, pero ese dato no existe, y si existe, no lo tengo. Sin Omar, el balón en manos de Santa Fe tiende a parecerse a un globo. Vuela y vuela por el aire. Con Omar, el globo pasa a ser un balón y termina siendo tratado con el respeto que se merece. El balón aterriza y comienza a dibujar peligro en el arco contrario.

Muy poco ha jugado la sudamericana, lo que quizás explique que de local Santa Fe apenas haya intentado 269 pases en promedio (186 de visita). Tras el empate alcanzado en el partido de ida de la final de la Sudamericana ante Huracán, lo mejor que le podría pasarle a Santa Fe es que Pérez estuviese en condiciones de participar activamente en la final. Contra Junior no jugó su mejor partido; sin él, Santa Fe está en la final. Pero con él en condiciones, la ilusión de un título continental se dispara.

El valor de un gol. El caso de la EPL

Una de las premisas básicas de cualquier empresa es garantizar que el sueldo que perciben sus trabajadores se rentabilice con el valor de la producción que estos generan. En el mundo del fútbol, particularmente en el europeo, el sueldo de los trabajadores, los futbolistas, es constante motivo de controversia.



En un reciente artículo, el periódico The Guardian realizó un ejercicio donde calculó el salario de los futbolistas de la English Premier League como proporción de los ingresos totales de cada club. La EPL, afirma The Guardian, perdió en la temporada 2011/12 £205 millones. Los clubes ingleses tuvieron ingresos por £2.355 millones de libras y se gastaron algo más de £1.600 millones en salarios.

El campeón de aquella temporada, el Manchester City, fue el equipo que más dinero destinó al rubro de sueldos: £202 milllones. Le siguió el Chelsea (£173), Manchester United (£162), Arsenal (£143) y Liverpool (£119). Los equipos con nomina más barata fueron el Wigan Athletic y el Worverhampton ambos con £38 millones. Éste último descendió, pero el Wigan logró salvarse acabando la temporada en el puesto 15.

En promedio los clubes de la liga inglesa destinaron el 72% de sus ingresos al pago de salarios. Algunos equipos, como el Blackburn Rovers y el Queens Park Rangers destinaron más del 90% de sus ingresos a pagar sueldos. El campeón, el City, destinó el 87% de sus ingresos a pagar a sus futbolistas. El Norwich City fue el equipo que menos ingresos destinó a salarios: apenas el 49%. El segundo equipo en este rubro fue el Manchester United, apenas el 51%.

Cifras muy altas pero no sorprendentes. ¿Es rentable la inversión? ¿realmente el equipo que paga más gana más? La respuesta en general es positiva. Los equipos que más gastan en jugadores tienden a tener mayores éxitos deportivos. En la temporada 2011/12 de la EPL las tres primeras posiciones las ocuparon equipos que estaban entre los cuatro que mejor remuneraban a sus futbolistas. La correlación entre la posición final obtenida en la liga y el valor de la nomina de futbolistas es alta, 0,73. Si fuera totalmente lineal, es decir que a mayor nomina mejor posición en la tabla, la correlación sería 1. No está pues muy lejos  aun cuando siempre hay excepciones. El Newcastle por ejemplo. Con la octava nomina más cara alcanzó el quinto lugar.

La gráfica siguiente indaga por otra relación. ¿Cuánto cuesta marcar un gol? ¿Hay una relación entre el valor del gol y la posición final del equipo en la liga? En la liga inglesa un gol cuesta en promedio £1.456.159. Esto viene de dividir el valor de la nomina de cada club por el número de goles que anotaron a lo largo de la temporada. ¿El equipo que más paga por gol logra un mejor posicionamiento final en la EPL?

La gráfica es contundente. No hay una relación estadística significativa entre el valor de un gol y la posición final de la liga. El área sombreada indica el márgen de confianza. Pero nótese que la mayoría de equipos están por fuera de ese márgen de confianza. Es decir no hay evidencia que sugiera que el valor del gol se relaciona con la posición final en cada liga. Un gol del Chelsea, por ejemplo, costó £2.660.000, el más costoso de la EPL. Aquello apenas sirvió para finalizar en el sexto puesto. Contrasta esa cifra con la de su rival londinense el Tottenham Hotspur. Finalizaron en el cuarto puesto marcando goles cuyo costo fue de £1.384.000.

Algo similar sucede con los rivales de la ciudad de Liverpool. Los rojos pagaron por cada gol £2.532.000. Los azules £1.260.000. La diferencia en posiciones fue marginal. Everton séptimo, Liverpool octavo. Ninguno clasificó a torneo europeo. Si los rojos jugaron Uefa Europa League fue gracias a su victoria en la Copa de la Liga o Carling Cup.

El valor de un gol

 

Lo anterior sugiere que no hay relación entre el valor de la nomina y la calidad del equipo. Algunos tacticistas del fútbol dirán que marcar más goles no es signo de calidad. Puede ser. A la larga importa la posición final. Pero la hinchada siempre será más feliz si es campeón anotando120 goles que marcando 60.

La siguiente gráfica sugiere que si bien los equipos con los jugadores más caros no son particularmente productivos en los goles que marcan si lo son en términos de efectividad en el pase. Se observa en la gráfica que sí existe una relación positiva entre el valor de la nomina y el porcentaje de efectividad en los pases. Más alto el salario, mayor calidad.

La gráfica ilustra una importante concentración en el pago de salarios. Los cuatro equipos que más pagan a sus jugadores representan el 42% de los más de £1.600 millones que pagó toda la EPL en sueldos. Por ende no debe sorprender que los equipos con nominas más costosas sean sistemáticamente los que mayor efectividad tienen al circular el balón. Pero es fútbol y hay notables excepciones como el  Wigan, Fulham y, particularmente el Swansea. En la mitad, en tierra de nadie está el Liverpool Ni gasta como los ricos, ni saben con el balón como los buenos. Su porcentaje de pases efectivos no llega al 80% de los grandes dominadores del balón en la EPL. Quizás eso ayude a explicar su continuo fracasa en el asalto a un título de liga en Inglaterra.

Calidad vs valor de nomina

El susto de jugar de visitante

A lo largo de la historia del fútbol mucho se ha hablado sobre la diferencia que existe entre jugar de local o jugar de visitante. Bajo esa premisa surgió, por ejemplo, aquel concepto denominado la “media inglesa”: ganar el partido de local y empatar de visitante. Originalmente eso “garantizaba” el campeonato. Actualmente, garantiza entrar a competiciones continentales.

Los entrenadores, por supuesto, han contribuido mucho a la idea de que jugar de visitante es diferente que jugar de local. Hace unos días intentábamos medir el “susto” de jugar de visitante a través de las diferencias en posesión del balón y precisión en el pase. Utilizando los datos de OPTA para la Premier League de la temporada 2011/12 vamos a identificar a aquellos jugadores que efectivamente se asustan al jugar de visitante.

Pero antes podemos refinar el ejercicio interesándonos por los nombres de aquellos jugadores que destacan por su precisión en el pase. La gráfica ilustra, por partido de local, el número de pases acertados por cada pase errado. El promedio, en la EPL es de 3.76 pases acertados por cada pase errado, por partido. Scholes, por ejemplo, acierta 11 pases por cada uno que erra en un partido. Para el cálculo se excluyeron aquellos jugadores que jugaron un partido o menos durante la temporada 11/12. El más acertado es Britton, del Swansea, quien acertó 17 pases por cada uno que erró. Sin embargo, veremos, su rendimiento de visitante no es el mismo.

Efectividad en el pase. EPL

Por encima del área sombreada se encuentra el 5% de los mejores pasadores en partidos de local de la EPL. Hay siete jugadores del Manchester United en ese 5% superior. Son ellos, en orden ascendente, Fletcher (8,25 pases acertados por cada uno que falla), Carrick (8,75), Vidic (8,88), Evans (10,41), Ferdinand (11) además del propio Scholes (11,14). El Chelsea es el siguiente equipo con mayor representación gracias a Essien (8,86), Romeu (9,29) y Mikel (11,2).

Por debajo del área sombreada sorprende la presencia de Didier Drogba. Se ubicó en el 5% de los jugadores que menos aciertan el pase por cada pase errado. El marfileño, acierta apenas 1,33 por cada pase que erró. Sin embargo, en la medida que su acierto con el “pase” a la red fue de lo más eficiente, seguro a los hinchas blue poco les importa este dato. . Los demás jugadores del 5% inferior son nombres menos ilustres de equipos de mitad de tabla hacia abajo. Hay por ejemplo cuatro jugadores del Bolton Wanderers y tres del Blackburn Rovers.

Al jugar de visitante, la presión, por qué no decirlo, aumenta. Para algunos. Para Scholes, veterano de mil batallas, no. Si jugando de local acierta 11 pases por cada uno que erra; jugando de visitante, acierta 18 pases por cada uno que falla. Quizás, con estos números en la cabeza, se entienda por qué Sir Alex Ferguson decidió respescarlo del retiro.

Pases acertados respecto a pases errados partidos de Visitante

Para los demás, sin embargo, la evidencia si apunta a un aumento de la presión. Si de local por cada pase errado se alcanzan 3,76 acertados; jugando de visitante apenas se logran 3,62. Lo interesante es que la diferencia es estadísticamente significativa, es decir, es una diferencia sustancial. Entre los jugadores que peor desempeño tienen de visitante destaca Cissé como el más conocido quién ya en el ocaso de su carrera jugó la segunda mitad de la temporada en el Queens Park Rangers. Aunque marcó goles, se pasó más tiempo sancionado por expulsión que en el terreno de juego.

Aunque ilustrativo, lo anterior no contesta la pregunta inicial. ¿Quiénes son los jugadores que definitivamente erran más de visitante? Para contestar a esta pregunta comparo la efectividad de local y de visitante de todos los jugadores de la liga inglesa que hayan disputado al menos cinco partidos de local y cinco de visitante. Entre los “agraciados” hay alguno famoso, algún portero. Estadísticamente hablando, los que fallan más pases de visitante que de local son: Andrew Johnson (Fulham), Rory Delap (Stoke City), Mark Schwarzer (Fulham), Thomas Sørensen (Stoke City), Peter Crouch (Stoke City), Jay Bothroyd (QPR), Pepe Reina (Liverpool), Andrey Arshavin (Arsenal), Leon Britton (Swansea), James Milner (Manchester City), Per Mertesacker (Arsenal), Gael Clichy (Manchester City), Steven Taylor (Newcastle), Hatem Ben Arfa (Newcastle), Graham Dorrans (WBA), Tim Krul (Newcastle), Wes Hoolahan (Norwich City), Papiss Demba Cissé (Newcastle), Antolin Alcaraz (Wigan), David De Gea (Manchester United), Conor Sammon (Wigan), Chris Smalling (Manchester United) y Steven Caulker (Swansea)

Crouch, para los curiosos, acierta de local 1,7 pases por cada pase que falla. De visita acierta 1,3 pases por cada pase errado. Con un nivel de confianza del 90%, estos números son estadísticamente diferentes. Es decir, se “asusta” jugando de visitante. Clichy acierta de local 5,73 goles por pase errado. En campo ajeno su promedio baja a 3,9. Los números de De Gea son aún más sorprendentes. En Old Trafford acierta 4,3 pases por cada uno que erra. Fuera del “Teatro de los Sueños” apenas acierta 1,6. En su caso podría esperarse más presión del rival en su área cuando recibe el balón, pero la cifra no deja de ser diciente.

Son pues sólo cifras. Pero si creyéramos en lo propuesto por Moneyball, estos no serían buenas contrataciones; al menos si la variable de interés fuera la capacidad de rendir equitativamente en cualquier campo.