Tag Archives: Neymar

Ese Argentina vs Colombia



Instagram

Avanza la eliminatoria de la Conmebol rumbo a Rusia 2018. Todo el mundo da (¿daba?) por descontado que había 3 cupos para disputar. Dos eran “fijos” para Argentina y Brasil. Pero jugados 11 partidos, Argentina está por fuera. Y juega mal, muy mal. Horrible. Colombia está dentro, pero no marca diferencias en casa. El Argentina vs. Colombia del martes 15 de noviembre puede comenzar a sepultar las aspiraciones de uno u otro.

Continue reading Ese Argentina vs Colombia

El Fracaso Olímpico de Brasil



Instagram

Todos los años olímpicos, la prensa deportiva del mundo suele titular algo del estilo de “para Brasil no hay termino medio“. Brasil, pentacampeón mundial, la tierra de Pelé y Garrincha, de Romario y Ronaldo, nunca ha sido campeona olímpica. Eso sí, desde hace casi tres décadas, siempre llega como favorita. Pero no remata. En Rio 2016 tiene la ventaja de ser local. Pero fue local en el Mundial de 1950 y en 2014. En ambas ocasiones su eliminación fue histórica. No dejó más que lágrimas en el país del carnaval.

Continue reading El Fracaso Olímpico de Brasil

Neymar, ¿tras los pasos de CR7 y Messi?


 

Existe cierto consenso en el mundo del balón que vivimos en una época muy particular. Más allá de las preferencias individuales, actualmente tenemos el privilegio semanal de disfrutar de dos goleadores de nivel histórico: Messi y Ronaldo.

A pesar del rechazo de algunos analistas, la comparación histórica de jugadores es un interesante ejercicio. Especialmente en este caso. Si Ronaldo es un goleador de raza, trabajado y mejorado con los años; Messi posee un talento innato apenas visto en el pasado. El portugués será recordado por ser el único jugador contemporáneo que le plantó cara a Messi. Al argentino se le compara con Pelé, Maradona, Di Stéfano o Cruyff, los cinco más grandes. En mi opinión ya superó a todos menos al gran Pelé. La afirmación la sustentó en detalle en el libro Números Redondos.

Una vez se retire Ronaldo, y Messi entre en decadencia, ¿habrá que esperar años o décadas para disfrutar de cracks que marquen de a gol por partido una temporada sí y la otra también? Quizás no. Neymar, a quien muchos veían como el nuevo Robinho, ha demostrado este año que tiene condiciones para ocupar esa plaza.

Neymar

Me arriesgo a afirmar que no lo veo entrando al Olimpo de los Pelé y compañía. Pero sí tiene el potencial para llenar la retina de millones de espectadores como han hecho en los últimos años Ronaldo y Messi. En 2015 ha marcado 0,75 goles por partido. Aunque no es el gol por partido a que nos acostumbraron el par de cracks de Madrid y Barça en los últimos años, Neymar apenas cumplirá 24 años en febrero de 2016.

A los 23 años Cristiano, aún en el Manchester United, era una estrella con gran potencial pero aún lejos de su pico futbolístico. Su registro de goles, aunque sobresaliente, distaba de lo que él llegaría a ser. Messi se disparó como goleador cerca alrededor de los 22 años. Ninguno alcanza los registros que lleva Neymar.

 

Se puede argumentar, no sin razón, que Neymar inició su carrera en el Santos de Brasil, una liga menor. Es cierto. Pero la gráfica muestra que tras un ‘tímido’ comienzo en el Barcelona, la pendiente goleadora se ha disparado tal que si mantuviera sus registros superaría con creces los de Ronaldo y el mismísimo Messi.

A los 23 años Ronaldo ya había ganado la Premier, era campeón de Europa y del Mundo con el Manchester; y obtuvo su primer balón de oro. Messi ya tenía dos Champions y dos balones de oro en su haber. Neymar ya ganó Copa Libertadores, Champions y seguramente estará este año en el podio del balón de oro. Será el gran referente del fútbol mundial el próximo lustro.

 

Alcanzará Neymar el nivel goleador de Messi y Cristiano Ronaldo?

View Results

Loading ... Loading …

 

Del Barça de Guardiola al Barça de Messi


La historia dice que el mejor Barcelona de siempre, aquel que ganó el famoso sextete (Copa de Europa, Liga, Copa del Rey, Supercopa de Europa, Supercopa de España y Mundial de Clubes) se identifica como el ‘Barça de Guardiola’.

El Barça de Guardiola tenía cracks de talla histórica. Destacaron tres por encima de todos. Xavi, ya maduro e Iniesta y Messi en lo mejor de sus carreras. Con Guardiola en la dirección, el Barcelona jugó el mejor fútbol que se ha visto en el Siglo XXI. Algunos dirán que el mejor de la historia.

Con esos tres cracks, más otra serie de jugadores superlativos como Alves (en su mejor momento), Piqué, Valdés, Busquets, Henry o Eto’o, surge de manera natural una pregunta: ¿por qué se conoce al equipo como el Barça de Guardiola y no el Barça de Messi, de Iniesta o mejor todavía, el Barça de Xavi?

La razón tiene fecha exacta: 2 de mayo de 2009. El Barcelona llegaba líder al Bernabéu. Tenía 4 puntos de ventaja, suficientes para permanecer en punta aún cuando perdiese el partido. Pero el Madrid, es mucho Madrid. Después de perder 2-1 en el Camp Nou el clásico de la primera vuelta el Madrid ganó 52 de 54 puntos posibles. De ganar el clásico, por aquello de que el deporte es también de momentos y psicología, la remontada no parecía una quimera.

Fue entonces cuando ‘Pep’ Guardiola hizo el movimiento que cambiaría la historia. La de su Barça, la de Messi. El concepto que escribió su nombre con letras de oro para siempre en la historia del fútbol mundial.

La delantera del Barça que saltó al gramado blanco estaba compuesta por Eto’o, Messi y Henry. Guardiola mandó a Eto’o a jugar de extremo, siempre pegado a la banda derecha. El camerunés cumplió de tal manera que las crónicas del partido al día siguiente decían que el Barcelona había ganado, 2 – 6, sin precisar del mejor Eto’o.

Messi jugó de cuarto centrocampista, de delantero retrasado. Por la mitad. Messi jugó de falso nueve. Aquel día el Barcelona marcó 6 goles sin delantero centro. No fue aquella la primera vez que Messi jugaba ahí. Ya lo había hecho antes por momentos en partidos ante rivales importantes como Valencia o Sevilla. Sí fue la primera vez que salió a jugar de inicio de falso nueve.

Eto’o, que poco participó en el partido diría después: “el mister estuvo muy lúcido cuando me mandó a la banda mientras Messi se iba al centro”. Entre Xavi, Iniesta y Messi destrozaron al Real Madrid. Un Madrid, la historia olvida, que venía de arrasar a cuanto rival se encontraba en la liga española.

Guardiola justificó el movimiento en la necesidad de recuperar la ventaja numérica en el centro del campo. Con Messi por la derecha, la referencia del marcador era clara. En general los cuatro defensas del rival marcaban los tres atacantes blaugranas al tiempo que los medios neutralizaban su medio del campo. Aquel día salieron Xavi, Iniesta y Touré Yaya. Al mover y retroceder a Messi al centro, argumentó Guardiola, no lo seguía ninguno de los centrales. De hacerlo, quedaría un boquete entre el central restante y el marcador respectivo que a buen seguro Xavi e Iniesta aprovecharían para lanzar con su acostumbrada precisión al par de flechas Henry y Eto’o. Así que Messi bajaba, recibía sin hombre encima y creaba diferencias.

Con el tiempo, por supuesto, la estrategia se intentó contrarrestar. En ocasiones, como lo hizo Mourinho o incluso Ancelotti, se contrarrestó con éxito. Pero para la historia quedó aquel Barça que ganaría el sextete, además de un buen número de títulos adicionales.

El Barça versión 2014 – 15 también ganó el triplete (Champions, Liga y Copa del Rey). Como Guardiola, Luis Enrique, su entrenador, ganó el año de su estreno. Con Xavi de salida, reemplazado por un eficiente, pero lejos del mejor Xavi, Rakitić, el Barça siguió fiándose de Iniesta, de un joven Neymar, un todoterreno Luis Suárez y sobretodo un inconmensurable Messi.

A diferencia de Guardiola, Luis Enrique ya había dirigido al máximo nivel, particularmente la Roma de Totti. Allí fracaso y además terminó enfrentado a la máxima estrella romana. En el Barcelona le vino a pasar algo similar. Intentó castigar a Messi, el Barça perdió aquel partido donde sentó al argentino y a Neymar y las directivas tuvieron que echar al director deportivo, Zubizarreta, para no despedir al entrenador. Luis Enrique entendió a tiempo que debía poner a Messi, siempre. Y así ganó.

Pero la sensación de este Barça es diferente. Si en ambos Messi era la estrella, con Luis Enrique se percibe un entrenador que tiene la suerte de contar con uno de los mejores jugadores de la historia. El asturiano entiende que Messi debe jugar, pero no tiene reparos en alinearlo al lado de la suplencia. El experimento, Messi o no Messi, salió mal. La humillante derrota en la Supercopa de España (4-0 en la ida, 1-1 en la vuelta), cuando alineó un equipo llenó de suplentes, hace incierto el futuro.

¿Es Luis Enrique un gran entrenador que gracias a su habilidad estratégica y su dominio del vestuario logro ganar cuatro títulos en serie (hay que adicionar la Supercopa de Europa)? o ¿es Luis Enrique un entrenador que tiene la gran suerte de contar con un gran equipo y con Messi (además de Neymar y Luis Suárez)? La ida de la Supercopa de España demostró que no es partidario de jugar con tres delanteros. Ante la baja de Neymar por paperas, optó por Rafinha en la mitad, no por Pedro arriba. Los tres delanteros no los usa por convicción, parece más una obligación.

El debate está abierto. Luis Enrique no salió del Barça porque ningún equipo echa a un entrenador que gana el triplete. Pero creo que nunca convenció del todo.

En mi opinión Luis Enrique no es un gran estratega y, más allá de la calidad de su nomina, son limitadas las virtudes que exhibe. Desde luego no es un entrenador excepcional. Por eso, un equipo ganador como este Barcelona será para siempre recordado como el ‘Barça de Messi’. Nadie nunca lo llamará el Barça de Luis Enrique.

La historia al final dictará sentencia. ¿Será alto, medio o bajo el rol de Luis Enrique en este Barça?

 

El rol de Luis Enrique en el ‘Barça de Messi’ es:

View Results

Loading ... Loading …

 

De patadas y localía en la Copa América


La mayor crítica que ha caído sobre la Copa América de Chile es el aparente exceso de violencia. Muchos, particularmente en el sur del continente y en Europa, enfocan sus iras sobre Colombia. Con las honrosas excepciones de los dos partidos de semifinales, el problema central del torneo ha sido la falta de fútbol, no el exceso de patadas.

En Chile 2015 se han sancionado 17,4 faltas por partido. Muchas si se comparan con las pitadas durante la Eurocopa del 2012 cuando se alcanzó apenas 14,4. Pero aquel fue un número bajo. En la Euro 2008 se firmaron 18 faltas por partido. España, la lírica campeona, cometió 19 durante aquel torneo.

A lo largo de la Copa América, Bolivia destaca por leñera: 24 faltas por partido. Colombia ocupa el quinto puesto, pero en “empate técnico” con Venezuela, Uruguay, el horroroso equipo brasilero y Ecuador, todos con 17 y pico.

Faltas por partido Copa América Chile 2015

Si bien las cifras no reflejan un exceso de violencia en Colombia, sí es cierto que a Messi le dieron un tratamiento diferencial: 8 faltas en contra recibió el crack en los cuartos de final. En promedio, en los demás partidos no recibió siquiera 3 faltas. Neymar, en cambio, no tenía mucho porque llorar. Recibió 10 faltas en los dos partidos que jugó (5 de Colombia y 5 de Perú). Tras la victoria ante Perú, Neymar no habló de patadas y la prensa brasilera elogió al ‘heredero’ de Messi. Tras la derrota ante Colombia, había una “cacería” contra la solitaria estrella brasilera.

En realidad, como Colombia, su problema era mucho más simple. A un torneo de fútbol hay que ir a jugar al fútbol. Ni Colombia ni Brasil lo hicieron. El uno se olvidó del fútbol que práctico hace sólo un año, el otro hace años es un fantasma de lo que fue.

A la final llegan los dos mejores equipos del torneo. El mejor fútbol se refleja en ser los equipos que menos faltas cometen. Pero hay una diferencia. Argentina recibe una tarjeta amarilla por cada 5,3 faltas que comete. Chile una por cada 11,7. Son los dos extremos del torneo. Que la localía, más allá del apoyo del público, no sea un factor determinante.

Faltas necesarias para recibir una tarjeta amarilla

Neymar, ¿comparable con Pelé?


 

A raíz de los cuatro goles que marcó Neymar contra el seleccionado japonés el pasado 14 de octubre de 2014, muchos comenzaron a compararlo con Pelé. El origen de la comparación es que también con 22 años Pelé alcanzó a la cifra de 40 goles con la selección de Brasil.

Aún los más furibundos admiradores de Neymar deben sentir cierto escalofrío al comparar a la joven estrella del Barcelona con el Rey del Fútbol. ¿Realmente son comparables Neymar y Pelé?

F- G. Breta?a

La gráfica muestra la evolución goleadora hasta los  22 años del Rey y de Neymar. Pelé comenzó su carrera goleadora muy joven. Cuando Pelé marcó su gol número 40, ya había sido dos veces campeón del mundo y apenas si había jugado 36 partidos tipo A con la selección de Brasil (es decir, contra otras selecciones).  Neymar ha sido campeón de la Copa Confederaciones pero si por algo se recordará su debut mundialista será por su golpe en la espalda y la vergüenza brasilera en las semifinales ante Alemania. Neymar, cierto, no jugó aquel partido, pero creería que existe unanimidad universal en que su presencia no habría impedido una goleada alemana. Los 40 goles de Neymar, además, incluyen los 3 que marcó en los juegos olímpicos de 2012. Es válido considerar ese torneo, pero no deja de ser un torneo menor.

Las cifras pueden, por tanto, ser engañosas. La siguiente gráfica muestra la evolución goleadora de Neymar y Pelé en sus primeros 58 partidos. Es decir, los que le tomó a Neymar llegar a 40.

Pelé y Neymar por partido jugado en Brasil

Las cifras, vistas de otra forma, son elocuentes. En sus primeros 58 partidos Neymar ha marcado 40 goles. Pelé estaba jugando su tercer mundial, estaba siendo sacrificado por los portugueses en el Mundial de Inglaterra y ya rondaba los 60 goles con la selección brasilera.

La respuesta a la pregunta del titulo de la columna es contundente. No. Neymar actualmente no es comparable con Pelé. Está aún a años luz. Quizás más adelante. Su fútbol parece aún endeble para entrar en esa lista de cracks universales. No parece consistente, no es la figura en la que se pueda confiar para cambiar el signo de un partido.

Dicho esto, a algunos les puede sorprender que su desempeño goleador sí sea comparable con el de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, los dueños del fútbol mundial durante la última década. La capacidad goleadora del portugués y el argentino está fuera de toda discusión, aún para sus más fuertes contradictores. Lo sorprendente es que Neymar, que aún no convence a todos, lleva mejores números que Ronaldo y Messi a la misma edad.

Messi Ronaldo Neymar Evolución Goleadora

La gráfica revela que desde su debut, Neymar siempre ha llevado mejores registros que Messi y Ronaldo a una edad comparable. Es cierto, Neymar debutó en Brasil, un torneo inferior en calidad a la liga inglesa o española. Pero Neymar, muy joven, fue campeón de la Copa Libertadores. En la final del Mundial de Clubes su Santos fue aplastado por el Barcelona pero, como alguna vez dijo Guardiola, ese quizás fue el mejor partido que él vio a los azulgrana. Y ese Barcelona es uno de los mejores equipos dela historia. Poco que criticarle a Neymar.

La gráfica además muestra que la tendencia goleadora de Neymar no se ha resentido sustancialmente desde su arribo al fútbol europeo. Si bien parece que le costó arrancar, la curva parece retomar la tendencia de sus mejores años.

Neymar es joven. Por fútbol y desempeño futbolístico es difícil compararlo actualmente con Pelé, Messi o el mismo Ronaldo. Aún no se le ve un golazo memorable en Europa. Pero marca goles. Muchos goles. Quizás con mayor confianza, con mayor decisión en sus arrancadas, Neymar se destape como el verdadero sucesor de la dupla Messi-Ronaldo en el fútbol mundial. Puede ser una bonita espera.