Tag Archives: Radamel Falcao García

Fichando al ‘desconocido’ James


Si algo me ha sorprendido en las primeras semanas post-mundial es el aparente desconocimiento de la existencia de James por parte de los especialistas del mundo del balón. Nadie, pienso yo, lo daba como candidato a máximo goleador del torneo. Pero los que seguimos el fútbol, al menos algunos, ya lo considerábamos un crack (ahí está escrito). La foto de portada de Gol y Fútbol, además, es un penal cobrado por James durante el mundial Sub 20 del 2011 en el Estadio El Campín de Bogotá, frente a Francia. Penal, que por cierto, falló.

Por otra parte, es normal que el gran público no lo conociese. Jugar en el Banfield, Porto y Monaco no es la vitrina más popular. Ni siquiera habiendo sido traspasado por €45m de Portugal a Monaco. Son dos ligas importantes en Europa, pero muy lejos de los niveles de audiencia que tiene la Premier y la Liga español o, incluso el Calcio y la Bundesliga.

El Manchester United, dicen, lo estuvo siguiendo en los tiempos de Ferguson. Pero al final no movió ficha. Sólo un millonario ruso, con exceso de efectivo, fue capaz de sacarlo del fútbol portugués. Pero hace apenas un año, James, quién ya había brillado en el Mundial sub – 20, en Argentina, en Portugal (y competiciones europeas) y en Francia, no era material para un Real Madrid o un Barcelona.

No deja de ser curioso que en el superprofesional fútbol de hoy, donde las estadísticas, los números, los indicadores están analizados al detalle, no haya habido interés real de los gigantes europeos por James Rodríguez. ¿Será cierto qué entre los Ph.D. que manejan las cifras de los diferentes futbolistas del mundo y los miles de ojeadores que cada club grande de Europa tiene desparramados por el mundo nadie se fijó en James antes de su golazo contra Uruguay?

Seguramente sí hubo algún miembro de esos grupos de ojeadores que tenía a James en su libreta. Pero desde luego la élite del fútbol parecía desconocer de su existencia. Antes del mundial, Franz Beckenbauer decía sobre el grupo de Colombia que “quién sabe, tal vez un equipo que no es tenido en cuenta rompa todos los pronósticos. Pero no lo creo. El Grupo C, con Colombia, Japón, Grecia y Costa de Marfil, no parece ser el caso”. Mourinho, quizás llevado por el amiguismo afirmaba que  Colombia no llegaba a segunda ronda y que en el grupo C pasarían Costa de Marfil y Grecia. Dijo “estoy con mis amigos Grecia y Costa de Marfil, pero claro, Colombia es un muy buen equipo”. Y eso que siendo portugués, debía conocer a James.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, siempre atento a los mejores jugadores del mundo, especialmente a aquellos mediáticos, estaba preocupado tras conquistar la Décima. No había en el mercado un jugador disponible que generará la ilusión con la que suele agasajar a su afición cada verano. Sólo Luis Suárez estaba a tiro, pero entre el interés de éste por jugar en el Barça y los mordiscos que repartió en Brasil, nadie, ni el campeón mundial Toni Kroos, podía generar esa ilusión a la que ya acostumbró a la hinchada merengue.

Hasta que James marcó aquel gol contra Uruguay. Una media vuelta, de espaldas, desde fuera del área, en fase de eliminación directa, en el Maracaná, en un Mundial de fútbol. Tras ratificar su valía ante Brasil en cuartos de final, habiendo sido goleador del mundial, James ilusionaba. El requisito sine qua non para llegar a precio de galáctico al Real Madrid.

La calidad de James debe permitirle triunfar en el Madrid. Pero nadie debe olvidar que al mismísimo Zidane lo querían devolver a Italia en el mes de noviembre de su primera temporada en el Club Blanco. Pero más allá de sus opciones de triunfo, siempre quedará la duda. ¿James, siendo el mismo del mes de abril, poco antes del mundial, cuando costaba 50 ó 60 millones de euros, no servía para el Madrid? ¿Será que antes de fichar, Florentino (o los demás grandes de Europa) le echan un vistazo a las tendencias de Google?

Los dos picos de la gráfica de James corresponden a los partidos de la selección Colombia frente a Uruguay y Brasil. El tercer pico es el día de su fichaje. Esos picos de la gráfica, ¿valen 30 o 40 millones de euros?

James y Falcao tendencias Google

 

Los números del Atlético y Falcao – Temporada 2012 – 2013

El Atlético de Madrid durante mucha parte del torneo no solo dio la pelea sino que estuvo compartiendo liderato con el Barcelona, estuvo bastante tiempo por encima del Real Madrid en la lucha por el segundo puesto, pero al final terminó en un luchado y honroso tercer puesto con 76 puntos, que le da un cupo a la UEFA Champions League de la temporada 2013 – 2014. Por su parte, Radamel Falcao Garcia duró mucho tiempo compitiendo de tú a tú con los dos grandes del futbol mundial, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo por el pichichi de la liga. Al final también terminó en un honroso tercer lugar con 28 goles.



Pero el ejercicio que propongo es mirar en perspectiva esta campaña del Atlético, a fin de evaluar que tan buena fue realmente esta campaña.

El cambio en la puntuación otorgada a los equipos que ganaban los partidos que pasó de 2 puntos a 3 puntos, empezó a regir para la liga española durante la temporada 1995 – 1996. Este cambio supuso también un cambio en la forma de juego, antes era más negocio empatar porque se obtenía el 50% de los puntos. Por ello para hacer una comparación más acertada lo hare desde esa temporada 95-96 que es donde se dio dicho cambio como ya dije.

La siguiente tabla muestra el campeón año por año, el puntaje, el pichichi y su cifra de goles:

 

Temporada

Campeón

Puntos

Pichichi

# de Goles

1995-1996

Atlético de Madrid

87

Pizzi

31

1996-1997

Real Madrid

92

Ronaldo

34

1997-1998

Barcelona

74

Vieri

24

1998-1999

Barcelona

79

Raúl

25

1999-2000

Deportivo La Coruña

69

Salva

27

2000-2001

Real Madrid

80

Raúl

24

2001-2002

Valencia

75

Tristan

21

2002-2003

Real Madrid

78

Makaay

29

2003-2004

Valencia

77

Ronaldo

24

2004-2005

Barcelona

84

Forlan/Eto’o

25

2005-2006

Barcelona

82

Eto’o

26

2006-2007

Real Madrid

76

Van Nistelrooy

25

2007-2008

Real Madrid

85

Güiza

27

2008-2009

Barcelona

87

Forlan

32

2009-2010

Barcelona

99

Messi

34

2010-2011

Barcelona

96

Cristiano Ronaldo

40

2011-2012

Real Madrid

100

Messi

50

2012-2013

Barcelona

100

Messi

46

 

Dando un vistazo a esta tabla, el Atlético con el puntaje obtenido, habría sido campeón en las temporadas 97-98, 99-00, 01-02 y habría compartido el primer puesto con el Madrid de la temporada 06-07. Es decir, tendría seguros 3 títulos adicionales a su palmarés y el cuarto dependiendo de cómo hubieran terminado la temporada versus su rival. Lo interesante también es ver que de esos equipos que estamos hablando, hay temas interesantes. En el 97-98 el campeón fue el Barcelona de Van Gaal con Rivaldo, Luis Enrique y Guardiola a bordo. En la del 99-00 habría derrotado al Súper Depor de Irueta, un equipo que no solo fue campeón en esa temporada sino que fue animador importante de la Champions League y que curiosamente después de esa época paso a un papel secundario, incluso acaba de descender. En la temporada del 06-07 habría empatado en puntos con el Madrid de Capello y con el rezago de los galácticos.

Por su parte Radamel Falcao con sus 28 tantos habría sido Pichichi en 10 de las 18 ediciones de la liga, un dato mucho más diciente y relevante.

Estos datos nos dejan intuir varias cosas. La primera y más importante es que realmente la LFP se convirtió en una liga de 2. En el presente siglo solo el Valencia ha sido capaz de arrebatarle la liga a los dos grandes, y la última vez que esto ocurrió fue hace 9 temporadas. Desde ese momento Real Madrid y Barcelona se han turnado el título y la distancia entre estos y los inmediatos seguidores ha sido inmensa y pareciera que va en aumento. Solo basta ver que el Atlético esta temporada no logro sacar un solo punto a estos equipos, perdió 12 de 12 puntos que disputo con ellos, demostrando así la diferencia abismal que existe entre los dos equipos punteros y el tercero. El saldo es más crítico cuando vemos que en esos 4 partidos marco 3 goles y recibió 8.

En cuanto a Radamel Falcao, es increíble pero parece que se replicara el mismo fenómeno de la distancia entre los clubes. Desde la irrupción de Messi y Cristiano, los números que vienen firmando temporada tras temporada son de record, se superan a sí mismos y parecieran no tener techo, en especial en épocas donde los equipos juegan con un mayor orden táctico y hay menos espacios.

Así pues, 3 títulos, 10 pichichis y ni así el Atlético alcanza a ser campeón de una liga de dos, de una liga de dos equipos y dos jugadores para ser más exactos. Pero no por eso se debe demeritar lo hecho por el Atlético y por Falcao. Por el contrario, muy meritorio lo que han logrado contra dos rivales que les superan en muchos aspectos.

De Adu a Pino, ¿donde están las estrellas?

Los medios de comunicación evidentemente necesitan vivir de las noticias, la evolución del fútbol por su parte ha llevado a que el futbolista se convierta en un producto, por ello las empresas asociadas a este deporte han evolucionado este concepto y tratan de explotar al futbolista como marca. No es extraño pues que así apareciera primero el famoso R9 que no era otra cosa que “Ronaldo 9”, una línea de Nike dedicada a Ronaldo Nazario da Lima (con tantos Ronaldos toca aclarar). Luego sería la eclosión de Ronaldo de Assis Moreira, Ronaldinho (y otro Ronaldo de paso), quien dio lugar al R10. Como si no tuviéramos suficiente con los Ronaldos, apareció entonces Cristiano Ronaldo y su marca CR7. Y este listado de abreviaturas se ha convertido en un genérico para las nuevas generaciones, impulsado además por herramientas como Twitter donde cada carácter vale bastante, por lo cual abreviar nombres se volvió una costumbre.

Pero bueno, el tema de esta entrada pasa por ese afán de los medios y las empresas para vendernos esos productos. Y no se trata entonces ya de vender a esos jugadores consolidados como Ronaldo, Ronaldinho, Cristiano Ronaldo o Messi (algunos ejemplos actuales). Se trata de como dicen los gringos, buscar “The next big Thing”, la próxima mina de oro. Esta práctica que por años se ha hecho en los deportes tradicionales americanos, donde las grandes empresas deportivas fichan a jugadores universitarios y hasta colegiales, es algo que para el fútbol es relativamente nuevo. Y así vemos entonces como las empresas van tras jóvenes figuras, los equipos incitados por la posibilidad de ingresos se prestan para el juego, y claro, los medios juegan su papel en todo este proceso donde evidentemente la ética profesional brilla por su ausencia.

En su libro de “Soccernomics” los autores hacen referencia a este fenómeno abordándolo desde otra perspectiva, para ellos y para Billy Beane quien es la inspiración del Libro “Moneyball” de Michael Lewis (este asociado al beisbol), las estrellas jóvenes son una gran incógnita. Primero por su evidente inmadurez donde no se sabe cómo podrán reaccionar frente a lo que se puede venir a futuro y segundo porque desde el punto de vista estadístico, no existen suficientes datos previos como para analizar el desempeño de estos deportistas. El ejemplo más claro y evidente lo da el mismo libro con Freddy Adu. Su historia es de esas que le gustan a todo mundo, a los medios, a los aficionados y por supuesto a las empresas. El inmigrante Ganes que llega a Estados Unidos y se cumple el sueño americano. Al pequeño Adu nos lo vendieron como el próximo Pele, incluso salieron juntos en algunos comerciales. Y que paso con Adu? No paso mucho realmente, ha sido un jugador más. Si uno revisa su biografía se da cuenta que estuvo acostumbrado a jugar contra equipos con niños mucho mayores que él y sin embargo siempre se destacó, pero cuando llego el momento de la verdad Adu se quedó en el grupo de jugadores normales. Siendo la gran revelación que debía ser nunca fue a un equipo grande ni a una liga importante. De la MLS paso a Portugal, Francia, Turquía y regreso nuevamente a la MLS, y en ese paso no se ha destacado precisamente por sus buenas presentaciones. Más bien su desempeño ha sido pobre y carente de títulos tanto colectivos como individuales.

Otro caso que me llama la atención es el del Barcelona. Con la aparición de Messi, el afán por vender la Masía llevo a que se creyera que cada año la cantara del can Barça iba a sacar una súper estrella de la misma talla de Messi. La copa Joan Gamper donde tradicionalmente se presenta el equipo a su afición, se convirtió en el escenario perfecto para promocionar a estos jugadores, entonces vimos cómo después de la gran aparición de Messi, se vino la de Giovani Dos Santos, con titulares como “Si el Gamper anterior fue el de Messi, este es el de Gio” y se montó entonces una presión innecesaria a un jugador que si bien como la mayoría tenia condiciones técnicas, fue inferior al reto. Gio fracaso en el Barcelona y empezó su periplo por Europa que lo ha llevado a Inglaterra, Turquía y ahora de regreso a España. Su producción ha sido poca, aunque mejor que la de Adu por ejemplo. Con su selección ha tenido actuaciones más destacadas tanto a nivel juvenil como de mayores, con su selección fue campeón mundial sub 17 en 2005 y campeón olímpico en 2012.

El siguiente en esta lista es Bojan Krkić, también vendido a todos como la próxima estrella salida de la cantera del Barcelona. El caso de Bojan es extraño, tal y como sucede en los casos anteriores, es evidente que condiciones no le faltan, fue promocionado en otra Gamper, pero llama la atención que cuando estaba en un interesante momento de su carrera, fue convocado a la selección absoluta española, el sueño de todo niño, representar a su país, jugar para su selección, más aun, representándola en una Eurocopa que posteriormente España ganaría, Bojan a sus 19 años argumento cansancio para no ir. Cansancio? Un jugador de 19 años cansado? A los 19 años uno quiere comerse el mundo, juega cada tercer día y no siente el cansancio. Para un gran sector de la prensa lo de Bojan fue más una cuestión mental. Y es esa la que lo ha condenado en el mundo profesional. Como dije, condiciones no le faltan, pero ha sido inferior al reto que se le ha planteado. Sus últimos años en la era Barça fueron regulares, su paso por la Roma fue muy corriente, nada del otro mundo y su presente en el Milán está más conectado con el banquillo de suplentes que con la línea titular.  Lo que queda claro es que ni Gio ni Bojan son la sombra de lo que era Messi, y al menos así nos los quisieron vender.

Pero en la acera del frente no han sido ajenos a este fenómeno, es ya celebre la frase de Florentino con su política de “Zidanes y Pavones”. Y desde hace mucho tiempo todos nos preguntamos: ¿Que paso con Pavón? Pues bien, Pavón no fue lo que Florentino pensó y termino naufragando en la mediocridad de un equipo como el Zaragoza que entre sus idas y venidas a la segunda división, lucha más por mantener la categoría que por otra cosa. Claro, en este sentido se podrá decir también que en el Madrid la política del club va más por tener jugadores formados y ganadores que jugadores nacidos de la cantera, al menos así ha sido la política de Florentino.

Y en Colombia no hemos sido ajenos por supuesto, a este tipo de fenómenos. Me vienen a la mente un caso en particular, el de Juan Pablo Pino, un jugador con excelentes condiciones, que en un suramericano Sub 20 jugo una excelente primera fase que dejo a Colombia como primera del grupo por delante de Argentina y Uruguay, con un excelente partido frente a Argentina con Pino como figura. Y entonces empezó la especulación, se habló de Boca Juniors, Sao Paulo, Udinese, incluso del Chelsea, al final fue el Mónaco y se pensaba como un trampolín a clubes más grandes. Al final Pino deambulo por Turquía, Arabia y hoy milita en la mediocre liga griega, perdido para el fútbol y perdido para una posible convocatoria a la selección Colombia. A día de hoy nadie sabe si el presente de este talentoso jugador es bueno o malo porque simplemente no lo vemos jugar.

Y como el de Pino hay casos similares de jugadores que parecían destinados a triunfar y por diferentes razones no han llenado las expectativas, así hemos visto pasar a Johnnier Montaño, el mismo Hugo Rodallega que se autoproclamo como mejor que Messi, solo que Messi jugaba en el Barcelona y él en el Quindío.

Los factores son muchos y en Colombia tristemente antes de ser promocionados por grandes marcas o empresas, son explotados por empresarios inescrupulosos que se aprovechan de la ingenuidad de estos jugadores. Yo me pregunto qué pasaría con jugadores como el mismo Pino o Sergio Herrera, si hubieran tenido managers que se preocuparan por la carrera de estos jugadores, por buscar lo mejor para ellos como futbolistas, por hacer que progresaran, y no por mirar el corto plazo y el bolsillo propio, enviando a estos jugadores a ligas mediocres donde se estancan y se pierden para el fútbol.

Al final vemos pues que los jugadores jóvenes son una apuesta arriesgada, las empresas ven en ellos una oportunidad y tristemente muchas veces no se busca formar a la persona sino explotar al producto. No sabemos como van a reaccionar a los grandes retos (Bojan), si serán capaces de mantener el rendimiento del campeonato en el que se dieron a conocer (Gio) o si se dejaran marear por los dólares olvidándose de lo que es mejor para su carrera (Herrera). Pero es tanto el dinero que pueden llegar a producir, que las empresas seguirán apostando por ellos, porque por cada Messi, Ronaldo, Falcao que sale, hay dinero suficiente para intentar convertir en estrella a Adu o a Pavón.

El balón de oro 2012

El Debate de Gol y Fútbol

Vota, opina y síguenos en nuestra página de facebook.com/gol.futbol

Esta semana se conocieron los nombres de los 23 candidatos a balón de oro 2012. Los criterios para votar son tan simples como complejos. Se busca evaluar los resultados obtenidos individual y colectivamente durante el 2012. La clase del jugador (talento + juego limpio), su carrera profesional y la personalidad y carisma que posee. Si nosotros fuéramos seleccionadores de Nepal, por ejemplo, tendríamos derecho a voto. ¿Por quién votarías?

Jorge opina:

Considero que la lista de elegidos es muy generosa. Hay algunos que aún siendo grandes jugadores, están lejos de ser considerados los mejores del mundo. Mi lista corta de candidatos a mejor jugador del 2012 es, en orden alfabético: Cristiano Ronaldo, Falcao, Iniesta, Messi, Xavi. Quizás, la mejor manera de establecer cuál es el mejor jugador del mundo es repasar sus méritos.

Algunos consideran que la Eurocopa es determinante para establecer el nombre del balón de oro. Es cierto que es un torneo importante, pero no es más que un torneo regional; de gran prestigio sí, pero no están todos los que son. Por tanto, ni Iniesta ni Xavi serían candidatos para mí basándome exclusivamente en su desempeño en la Eurocopa. Suma puntos importantes sin embargo. Xavi hizo una gran Eurocopa, pero estuvo lesionado en el primer semestre y su desempeño en este inicio de liga, aún siendo bueno, no es óptimo Considero que su año fue el 2010. Su tiempo de recibir el balón de oro pasó, por más injusto que me parece.

Iniesta, por contra sí es un candidato serio. Hizo una gran temporada con el Barça y fue el líder indiscutible de España hacia el título europeo y del Barça en la liga y en el único título conseguido este año, la Copa del Rey. Se destacó como un jugador con la personalidad de cambiar los ritmos de los partidos y por fin, al menos así lo veo yo, es capaz de liderar al Barça sin el inestimable apoyo de Xavi a su lado. Para mí es el mejor jugador español de todos los tiempos

Falcao es un goleador excepcional. Recientemente demostramos acá que su productividad es sobresaliente. Tiene el gran mérito de destacar entre los mejores del mundo a pesar de jugar en un equipo que, en condiciones normales, no debería luchar por los primeros puestos, ni doméstico ni en Europa. Sin embargo, de la mano de Falcao el Atlético no sólo ganó la UEL, sino que ganó la Supercopa de Europa al Chelsea, flamante campeón de Europa. Me quedó sonando una frase de Mourinho. Falcao no sólo mete goles. Mete goles en finales. Eso vale todo el oro del mundo.

Cristiano Ronaldo fue pieza clave en la consecución de la liga española pero, como Messi, fracaso en el asalto a la Champions. Es un gran goleador, pero individualmente perdió con Messi en número de goles. Su importancia es relativa. Así como sus goles ayudaron en la liga, también los de Drogba fueron determinantes en la consecución de la UEL, título más importante. Es decir, no creo que su aporte a la consecución de la liga sea más especial que lo que hizo Drogba por ejemplo. Por contra, su rendimiento en la Eurocopa fue bueno, pero no excepcional. Como ya viene siendo costumbre, la Portugal de Ronaldo fue incapaz se superar a España.

Lionel Messi rompió el récord de goles en la liga española, la principal liga hoy por hoy. Su fracaso en la Champions es lo que pone a dudar al mundo sobre a quien otorgar el balón de oro 2012. Messi este año se destapó con la selección argentina y, en la nueva temporada sigue marcando goles. Pero por encima de los goles, y ateniéndonos a los criterios anotados en la introducción Messi es hoy por hoy el jugador con más talento del fútbol mundial. Tanto así que el debate de muchos es sí Messi está en el Olimpo junto a Pelé y Maradona. No fue el mejor años a nivel colectivo, pero a nivel individual este es el mejor año de Messi.

Mi voto para balón de oro es para Messi. El talento supera al resultado. Es un crack que lucha por ser el mejor entre los mejores de todos los tiempos. De no obtener el balón de oro la historia se preguntaría como es posible que Messi, el que mira de tú a tú a Pelé y Maradona, no fuese declarado el mejor jugador el mundo es su mejor año. Sería incongruente.

El balón de plata es Falcao que si bien no marca tanto como Cristiano (balón de bronce) lo supera en la importancia relativa que tiene dentro de su equipo. Es decir, sin Cristiano, el Madrid podría haber sido campeón de liga. Pero sin Falcao, todos estamos seguros que el Atlético de Madrid no sería colíder en España ni sería campeón de la UEL o de la Supercopa.

 

Iván opina

Dentro de los 23 jugadores elegidos para optar por el balón de oro, es claro que hay muchos que solo están allí para completar el grupo y que poco o nada tendrán a la hora de definir el premio. Dudo mucho que Gerard Pique, Sergio Ramos, o el mismo Mario Balotelli, solo por nombrar a algunos, tenga algo que luchar.

Lo interesante es que cada vez se convierte mas en una cuestión mediática en la que los clubes y los mismos entrenadores salen a promocionar y hacer campaña por determinados jugadores.

Empecemos por Xavi e Iniesta que siguen demostrando la claridad para jugar al futbol que todos queremos ver en jugadores en su posición. Hace poco Messi decía en una entrevista que lo que admiraba de Xavi era su claridad para ver espacios y manejar los ritmos del partido. Iniesta ha aprendido eso y son jugadores que siempre encuentran el espacio para recibir el balón. En dicha entrevista Messi remato con otra frase contundente: “Cuando juegan al tiempo Xavi e Iniesta, es muy difícil que el otro equipo tenga el balón”. Tal vez a Iniesta y a Xavi les falte el gol que les sobra a otros aspirantes, pero su función tanto en el Barcelona como en la selección les hace merecedores a estar entre los candidatos.

Cristiano tiene todo para ganar, pero también lo tiene todo para perder. Es de todos los aspirantes serios el mejor atleta, tal vez solo comparable con Falcao, pero es el de mejor carrera, el de mayor saltabilidad, el de mayor explosión, el de remate más potente. Cristiano es el futbolista atleta. Pero decía que tiene todo para perder por su forma de ser, y no es mi opinión la que quiero hacer valer acá. No, es que Cristiano se olvida que muchos de los que votan por el Balón de Oro son sus propios colegas, capitanes y técnicos de selecciones, jugadores que comparten con el o que le enfrentan en ligas y en torneos de selecciones. Y allí es donde muchos de esos rivales le critican constantemente. Para mi es claro que es un ganador nato, es un tipo ambicioso y no esta en el futbol para hacer amigos sino para hacer goles y ayudar a su equipo, asignatura en la que es bueno, muy bueno. Pero como decía, quizás esa forma de ser le puede arrebatar el premio de sus manos. En todo caso acá no estamos para juzgar eso. Cristiano es un gran jugador y punto. Supero su propia marca de la temporada anterior y salió campeón de la liga más importante del momento, y aquí estoy de acuerdo con Mourinho en algo, la champions siendo un torneo de eliminación, termina castigando mucho, la liga es el premio al equilibrio y el Madrid de la mano de Cristiano e Iker gano ese torneo.

Ahora hablemos de Falcao. El colombiano llega a esta cita y ya el solo hecho de estar nominado no solo nos llena de orgullo, sino que es un gran logro. Ningún colombiano había estado en esta lista y su nivel actual es superlativo. Sus números son impresionantes y es claro que es un goleador de raza. Es jugador de equipo, es jugador de vestuario, de esos que con su forma de ser, une vestuarios en lugar de dividirlos. Falcao es un delantero pescador, ágil, recursivo, lo cual le permite utilizar su cuerpo entero para lograr su objetivo final: el gol. Y la temporada pasada demostró no solo lo que menciona Jorge, que hace goles en finales, demostró que le hace goles a todos, a pequeños y a grandes. Estuvo presente en el marcador contra el Athletic de Bilbao y contra el Chelsea en la final de la supercopa, pero también le marco al Madrid y al Barcelona en los enfrentamientos por liga. Es claro que el Atlético ha venido mejorando y es claro que en la medida en la que el Tigre ha sido mas importante dentro del sistema de juego, el equipo ha tenido mayores logros. Antes de la llegada de Simeone, recuerdo haber tenido una charla en la que decíamos que Falcao hacia goles a pesar de su equipo, ya que le tocaba rebuscarse mucho el balón.

Y finalmente Messi, y aquí es donde no estoy de acuerdo con Mourinho, que mas o menos dice que como el argentino tiene ya 3 balones, que lo justo es que se lo den a Cristiano. Vaya criterio para elegir al mejor. El mejor es el mejor y punto, sin importar si gano hace uno, dos o tres años. Y Messi en los últimos años ha venido superándose a si mismo. Es cierto que no ganó mas que la copa del Rey con el Barcelona, pero tiene su merito llegar a semifinales de la Champions y haber dado la pelea en una liga en la cual fue goleador con 50 goles, una cifra que escandaliza y que parece que solo el seria capaz de superar. Y mi pregunta es: si Messi gano el balón los años anteriores ¿porque no ha de ganarlo en este si su rendimiento es superior? Tal vez la respuesta de muchos sea porque no gano nada a nivel colectivo, pero ¿estamos eligiendo al mejor jugador o al que mas gano títulos?

Y bueno basado en estos parámetros y argumentos, Xavi e Iniesta representan el premio al trabajo de equipo, Cristiano representa el atleta hecho futbolista, Falcao representa al goleador de área en su máxima expresión, y Messi representa quizás un poco de cada uno de esos. No es difícil saber entonces que mi voto también es por Messi. No hay mucho que discutir, simplemente estamos en una época privilegiada y Messi sobresale por encima de excelentes jugadores como los otros mencionados.

Mi votación, si la pudiera hacer seria Balón de Oro Messi, Balón de Plata para Cristiano y Falcao Balón de Bronce.

¿Quién considera usted que merece el balón de oro 2012?

  • Falcao Garcia (45%, 112 Votes)
  • Lionel Messi (35%, 88 Votes)
  • Cristiano Ronaldo (14%, 34 Votes)
  • Andrés Iniesta (2%, 5 Votes)
  • Iker Casillas (1%, 3 Votes)
  • Sergio Agüero (1%, 2 Votes)
  • Otro (1%, 2 Votes)
  • Didier Drogba (0%, 1 Votes)
  • Xavi (0%, 1 Votes)
  • Zlatan Ibrahimovic (0%, 0 Votes)
  • Wayne Rooney (0%, 0 Votes)
  • Robin Van Persie (0%, 0 Votes)

Total Voters: 248

Loading ... Loading …

Productividad: Messi, Falcao. Después Cristiano

Son los tres mejores goleadores del mundo. Con permiso de Iniesta y alguno más, son los mejores jugadores del mundo. Cristiano Ronaldo, Radamel Falcao Garcia y Lionel Messi. Pero hay diferencias.



Falcao, a la fecha, en el 2012 ha marcado 42 goles en 45 partidos. Es decir, un promedio de 0,93 goles por partido. Impresionante. Cristiano Ronaldo, en lo corrido de 2012 ha marcado 55 goles en 57 partidos, promedio de 0,96 goles por partidos. Sin duda, también impresionante. Messi, este año se salió. Ha disputado 55 partidos. En ese lapso ha marcado 73 goles lo que da 1,43 goles por partidos. Estas cifras son partidos oficiales con el club y oficiales y amistosos con la selección basado en ESPNdeportes. Se completan algunos vacíos de esa base de datos.

En números absolutos son los mejores. Pero que tan productivos son? En una entrada anterior revisamos los rendimientos de cada uno en la temporada 2011/2012. Hoy quiero evaluar el desempeño de cada uno en el largo plazo.

Recordemos que Ronaldo y Messi siempre han militado en equipos de primer orden mundial: Manchester United y Real Madrid el primero, Barcelona el segundo. Falcao, ha estado en equipos de otro nivel, pero importantes en el ámbito local. En Argentina jugó en River Plate, grande, aunque no en su mejor momento. Luego se fue a un grande de Portugal, el Porto. Posteriormente recaló en el Atlético de Madrid, un equipo tradicionalmente grande en España pero, hoy por hoy, lejos económicamente del Real Madrid y el Barcelona.

La siguiente gráfica representa la efectividad de cada uno de los tres cracks mundiales a lo largo de su carrera. Defino efectividad como el número de goles como proporción de disparos al arco. Un valor de 40%, por ejemplo, quiere decir que de cada 10 disparos, 4 terminan en gol.

Evolucion Productividad Cristiano Falcao Messi

El eje horizontal de la gráfica es una temporada por equipo. Es decir, el punto 1 para Falcao es el año 2005 que jugó en River Plate. El punto 5 recoge las cifras de los partidos que jugó con River Plate en 2009. Ese año se fue al Porto. Así, el punto 6 recoge el rendimiento de Falcao en el equipo portugués en el 2009.

En el caso de Cristiano, el punto 1 recoge los datos del 2003 en el Manchester United. En 2009 se fue del United al Real Madrid. Así, el punto 7 es su rendimiento en los partidos que disputo con el United durante el 2009. El punto 8 son los partidos jugados con los merengues de la capital española durante ese mismo año.

El caso de Messi es mucho más simple. Siempre ha jugado en el Barcelona. Messi, sin embargo participó en 2004 en 5 partidos y no marcó ningún gol. Ese dato lo ignoramos y el punto 1 de Messi es el 2005. En el caso de Falcao, ignoramos el punto 1 simplemente porque en los 7 partidos que jugó en 2005 marcó 7 goles. Su productividad aquel primer año fue tan brutal que distorsiona la gráfica. Pero queda anotado que de los tres fue, de lejos, el que mejor inició como profesional tuvo.

La gráfica debe sorprender a más de uno. Sistemáticamente, Cristiano Ronaldo es el menos efectivo de los tres. Su tope de productividad, 18%, se dio nada más llegar al Real Madrid (punto 8). A partir de ahí, si bien sigue marcando goles, su productividad se estancó en alrededor del 18%, justo su porcentaje de efectividad en los corrido del 2012.

Messi, por su parte, afina cada vez más la puntería.  Desde sus inicios, la tendencia es creciente. De hecho, con un 27% de efectividad, el 2012 es el año más productivo del argentino.

Falcao es el más volatil, funciona por ciclos. Explotó en River en su tercer año de profesional alcanzando un rendimiento del 38%. Luego de un pequeño bache se recuperó en el Porto alcanzando en el 2010 (punto 7) un espectacular rendimiento del 43%, cifra nunca alcanzada por el mismísimo Messi. Su rendimiento nuevamente decayó para comenzar su recuperación este año donde tiene un rendimiento del 29%, nuevamente, cifra que Messi nunca ha alcanzado y mucho menos Cristiano.

Cristiano pues, en promedio en su carrera requiere de 8,5 disparos para marcar un gol. Messi marca un gol cada 4,8 disparos. Falcao, sorpresa, marca un gol cada 3,7 disparos. Messi es el más constante, su curva va hacía arriba y por ahora no se vislumbra el pico. Cristiano, pareciera, ya alcanzó su tope. Seguirá marcando goles, pero su efectividad lleva ya cuatro años estancada en alrededor del 17%. Falcao, por contra, funciona por ciclos. Su primer ciclo fue en River, el segundo en el Porto y el tercero parece que apenas está comenzando. Si la teoría de los ciclos de Falcao es acertada, aquel equipo que tenga la suerte de disfrutarlo en 2013 tendrá muchos, muchos goles para celebrar.

 

La otra raya del tigre

Semana de Eliminatorias y evidentemente el ambiente en Colombia gira en torno a un jugador con un momento histórico, Radamel Falcao García.

Está claro que la selección es un equipo como todos, que Falcao solo no va a ganar, pero también tenemos que tener claro que tener un jugador como Falcao condiciona un poco el estilo de juego para sacar provecho de sus virtudes. El año pasado hablaba algunas veces con Jorge y decíamos que Falcao era goleador pero que en el Atlético parecía que se tenía que rebuscar todo, sus compañeros a veces no jugaban para él, y un delantero de área necesita que lo alimenten y necesita estar en su hábitat que son los últimos 20 metros del campo, sino se muere de hambre. Los números son más que evidentes, en su carrera completa sumando los goles de River y Porto logra un promedio general de 0,65 goles por partido. En su etapa reciente con el Atlético su promedio sube a 0,79 goles por partido. Es decir, si Falcao no hace goles en estos dos partidos que vienen con la selección, el problema no es Radamel. La llegada al Atlético de Simeone parece haber logrado sacarle provecho al Tigre, y claro, Simeone ya lo conocía desde su etapa en River y hace poco dijo algo claro: Radamel es un jugador al que hay que exigirle. Pero no creo que se trate de exigirle cosas como bajar a la mitad de cancha a sacrificarse y llegar a los últimos metros sin piernas a rematar. No, un delantero que ataca el balón como lo ataca Falcao, debe estar fresco en cada jugada para lograr sacar provecho. Ojala Pekerman lo entienda porque ni Pinto, ni Bolillo ni Leonel lograron entenderlo y en su terquedad de técnicos lo que hicieron fue poner por encima su sistema táctico y tratar de que los jugadores a fuerza se acoplaran a él, cosa con la que me opongo, porque siento que un buen técnico debe primero conocer qué tipo de jugadores tiene y luego si diseñar un sistema que saque provecho de las cualidades de cada uno, de lo contrario es tratar de usar la misma fórmula para cualquier situación y ese no es el caso. Tenemos uno de los mejores delanteros del mundo, pues entonces saquémosle provecho a eso. Y en este caso también demuestran los números que Falcao si bien se sacrificó por su equipo, la selección perdió una de sus mayores virtudes: el gol, que no es otra cosa que el objetivo de este juego. Con la selección los números de Falcao distan mucho de sus números a nivel de club con un promedio de 0.3 goles por partido.

Una opinión de ñapa, dice el nuevo entrenador del Barcelona, que le parece que Falcao es uno de los mejores 9 del mundo, sin embargo que afirma que el Barcelona debería modificar su estilo de juego para darle cabida a Falcao, con lo cual lo descarta de cierta forma. Bueno, cabría recordarle a Tito Villanova que David Villa en el Valencia era un 9 referente al igual que Falcao, cabría recordarle a Tito Villanova también, que mientras él dice eso, algunos medios afirman que Llorente podría ir al Barca gratis la próxima temporada y que desde allí le hacen saber que cuentan con él. Sin desmeritar a Llorente que es un excelente jugador, pero ¿no se trata también de un 9 referente? y quizás sin la movilidad de Falcao. No veo que sea por ahí la cosa. El tema es que Falcao es un 9 para ser titular y no una alternativa, un 9 por el que el Atlético pedirá demasiado dinero si se desprende de él, por eso hoy su presidente no duda en decir que es el mejor 9 del mundo. No sé si lo sea, no quiero pecar de folclórico, pero si esta en uno de sus mejores momentos, hace goles de cabeza, con la derecha, con la izquierda, de media distancia, en la raya de gol, de penal. Repertorio amplio y se encuentra en forma.

El Tigre se ha ganado el respeto, y merece el respeto de sus rivales, de sus entrenadores y de sus compañeros; se lo ha ganado con trabajo y con algo que todos los futbolistas mencionan en cada entrevista pero que en pocos se ve y que en Falcao es una virtud: Humildad.